El destierro de los intraemprendedores

Poseo una extraña habilidad. Puedo detectar con suma rapidez un líder intraemprendedor en su destierro.

Sin casi contacto puedo detectar su sufrimiento -quizás en sus ojos-, puedo detectar si su talento ha quedado dañado sin que él ni siquiera lo sepa, puedo detectar su angustia. herores o suicidas

Los conozco. Se bien cómo actúan Conozco profundamente la naturaleza de sus capacidades y de su elección y como ésta provoco o les hizo buscar un destierro más o menos forzoso.

Lo sé por qué he dedicado toda mi vida profesional a entrenar intraemprendedores y líderes transformadores. Y he conocido a muchos y muy buenos, se cuál es el viaje y cuál es el destino. Son bonitas historias de valor, a veces de éxito, muchas de fracaso, pero que muchas acaban en el destierro. Y algunos en el peor de todos los destierros que no es el físico sino en el emocional.

Los protagonistas de la revolución: los intraemprendedores

Ya no basta con conseguir resultados, ese complicadísimo arte que ahora aparece como insuficiente. Es además necesario innovar y  acelerar el potencial creativo de las organizaciones, ya lo habrás escuchado,… necesitamos líderes intraemprendedores que impulsen el  cambio.

La revolución de las organizaciones requiere proactividad, líderes transformadores, agentes de cambio, requiere intraemprendedores en todos los niveles organizativos.

Lo que las empresas no explican es que la innovación disruptiva puede despertar los instintos más despiadados de la práctica organizativa, instintos que inevitablemente se seguirán cobrando múltiples víctimas, en muchos casos profesionales honestos que quisieron sólo que su organización fuera un poco mejor.

Probablemente si hubiese estadísticas fiables hablaríamos de una verdadera epidemia de aquellos que intentaron cambiar a sus organizaciones, pero se quedaron enganchados en las trampas del cambio.

Los líderes transformadores y los intraemprendedores mayoritariamente conocen las reglas del juego del cambio. ¿Por qué seguirán si a veces las probabilidades de éxito son tan bajas?

Quizás porque su organización les importe y quieren poder mirar a la cara a sus compañeros sabiendo que hicieron lo máximo para que la organización avanzara, porque prefieren morir a resignarse a seguir quejándose, porque se consideran profesionales más que sobrevivientes, porque están enfadados, porque buscan el éxito, porque no soportan las pequeñas mentiras; quizás sean unos inconscientes a los que no les importe dejar de seguir respirando en un ambiente cargado de nostalgia. ¡Quién sabe!

 

El cementerio de los intraemprendedores y el peor de los destierros

Las organizaciones tienen sus reglas contra los que rompen el status quo y lo establecido y algunas de ellas siempre han sido crueles.

Si los intraemprendedores tienen capacidades excepcionales y se focalizan en aspectos contraculturales serán detectados por el olfato agudo de los defensores del pasado y muy probablemente serán desterrados a algún lugar oscuro de la organización donde no sean visibles. Y si son demasiado peligrosos se les preparará alguna trampa para deshacerse de ellos.

Si pudiéramos mirar a la cara de algunos de estos profesionales lo más increíble sería su expresión de sorpresa. Muchas de las víctimas no sabrán explicar bien por qué sucumbieron a un proceso de cambio mal llevado. Y quizás lo más paradójico: nunca supieron realmente a qué se enfrentaban, ni cuál fue su mal y por qué tanta crueldad. Por lo que además del destierro físico se produce un destierro psicológico, el peor de los destierros pues los inutiliza como intraemprendedores, les resta energía de forma permanente.

Otro tipo de emprendedores que impulsan los cambios organizativos que son pragmáticos del arte de lo posible y artistas para moverse entre los hilos del poder que son capaces de diferenciar por su mirada, que no por sus palabras, quiénes pertenecen al grupo de los defensores del pasado y quiénes no, también fracasarán y serán desterrados. Pero en su destierro dentro de su organización o fuera como profesionales liberales o en otras organizaciones su fracaso sólo será un tropiezo que les hace aprender.

 

Salvar a intraemprendedores y líderes del destierro emocional

Sólo debemos esperar el éxito de los que desafían el poder institucional en los héroes de las grandes obras de la literatura o en el cine, para los demás debemos esperar el probable fracaso y debemos prepararnos para ello.

Las empresas que requieren cambios disruptivos deben mostrar a sus profesionales las herramientas del cambio no solo para disminuir el fracaso, sino para que entiendan la naturaleza peligrosa y compleja de su reto y especialmente para si llega el fracaso y su máximo castigo el destierro que este sea físico, temporal, que no sea emocional que no dañé de forma definitiva su espíritu intraemprendedor.

En muchas ocasiones no podemos cambiar la naturaleza cruel de las organizaciones, no podemos evitar que sus intraemprendedores se enfrenten a la más difícil de todas las tareas, pero si les podemos explicar herramientas para disminuir su fracaso y sobretodo prepararlos para recuperarse.

Poseo una extraña habilidad. Puedo detectar con suma rapidez a un líder intraemprendedor en su destierro, saber si este es físico o psicológico, definitivo o temporal. Puedo detectar si este ha entendido la naturaleza del proceso que vivió y si esto lo hace más fuerte o más débil. Pues, es esta comprensión lo que determina su capacidad para volverse a enfrentar con el reto del cambio cada vez con probabilidades de más éxito.

26 comentarios to “El destierro de los intraemprendedores”

  1. jesusmartinezmarin Says:

    Me ha encantado, Virginio. En mi opinion, lo reflejas vivamente. De lectura obligada para gerentes.

  2. L Carlos Freire-Gibb (@ca990) Says:

    Las ideas de los intraemprendedores tienen 3 finales. 1) Se convierten en emprendedores, 2) Pasan la información a la competencia u otros, y 3) Como Virgino bien apunta, termina en el cementerio empresarial. — Siempre escuchamos de planes y políticas para potenciar a los emprendedores, pero en realidad, la mayoría de la innovación y resultados empresariales vienen de intraemprendedores. Se necesita estudiar como potenciar el trabajo de los intraemprendedores. Bueno, precisamente mi tesis doctoral (2011) va de ello, je, je :)

  3. Norma Dragoevich (@NormaDra) Says:

    Muy real, Virginio. Reconozco la situación que estás contando. Creo que además de advertir al intraemprendedor dónde se está metiendo cuando busca un cambio en la organización, se debería advertir también a la alta dirección. Para protegerlo, para que esté advertida y cuando algún defensor del pasado quiera jugarle una mala pasada para preservar su status quo, se encienda una alarma, se analise lo que está sucediendo y pueda proteger al intraemprendedor. Proponer mejoras en una organización sabiendo que se está sacrificando a los motores del cambio me parece un poco inhumano.
    Un saludo, Norma

  4. Prudencio Lopez Says:

    Magnífico post, Virginio. No había mirado la realidad con esta claridad de perspectiva que tú expones. Has puesto nombre y dimensionado la emoción sentida por mí en algunas de las experiencias tenidas.
    Gracias por ello. Me permites un punto de evolución en mi desarrollo con más conciencia.

  5. rafamontoya Says:

    He vivido lo que tú bien plasmas en este post, y efectivamente “inprender” no es un camino de rosas, más bien lo contrario. Hace un mes planteaba en mi blog la analogía que existe entre montar una empresa o montar una unidad interna: ambas situaciones generan una respuesta del entorno (mercado u organizativo) que intenta eliminarte y mantener su status quo. Continues o perezcas en el intento, gracias a tí, este mundo evoluciona. Y de eso se trata.

  6. Jose Luis Says:

    La verdad es que es una situación curiosa. Te contratan para “cambiar” la organización, y cuando empiezas a dar resultados, a los de la “antigua escuela” les empieza a entrar el miedo y van a por ti (bajo el lema “que parezca un accidente…”). Así, en este país, seguimos dando los mismos resultados mediocres de siempre y el único cambio que se “acepta” (ya no queda otra…) es el que el destino te impone (lo que está haciendo la crisis actual).

  7. Albert Ramos Catalán Says:

    Virginio, gracias por este post, me ha encantado leerlo. Me he sentido muy identificado y creo que, de momento, no he sufrido el destierro psicológico sólo el físico, sigo luchando!!.

  8. Jose Luis Montero Says:

    Hola Virginio
    En fin, poco más puedo decir que no hayas dicho en esta magnifica descripción de la triste situación.
    El Emprendimiento Interno es la base estructural de todo intento de gestionar el cambio en la empresa, pero…. cuando el conocimiento se atesora como una joya individual, el talento mejor no se demuestra, etc. ¿Qué queda? Seguir intentándolo.
    Cuidate

  9. Ramon Says:

    Alguien tenia que decirlo!

    Pero, ¡ojo con pensar que siempre estamos en el lado bueno! A veces alguna actitud nuestra puede estar defendiendo el pasado: ¡en estos casos nos suele parecer razonalble!

  10. Juan Pablo Puliti Says:

    Los laureles del éxito y las tribulaciones de los fracaso son patrimonio de quien acepta un reto. Quien no esta preparado para la derrota tampoco lo esta para la victoria. Las responsabilidades no se delegan las escusas son seña de mediocridad.
    Más vale una retirada digna que una supervivencia deshonrosa. La capacidad de reinventarse en toda circunstancia es lo que trasforma el destierro físico y emocional en una oportunidad para abrir nuevos caminos.
    Gracias virginio por tu interesante reflexión
    Y para terminar les dejo con unas sentencias (” Cómo se filosofa a martillazos” )de Friedrich Nietzsche:
    “Ayúdate a ti mismo, y te ayudará todo el mundo. Principio del amor al prójimo.”
    “Desconfío de todos los sistemáticos, e incluso los evito. La voluntad de sistema es una falta de probidad.”
    y un aforismo del mismo autor:
    “El que busca conocimiento pasa por entre los hombres como por entre animales..¡Oh soledad!”

    ¡Soledad, patria mía!

  11. IvanAC Says:

    Virginio, enhorabuena por tu post.
    Nunca me había parado a pensar que proponer y llevar a cabo cambios fuera tan peligroso… ¿o lo preligroso es no proponerlos?

  12. Juan Luis Fuentes Says:

    Una día, querido Virginio, me contaron un refrán que me hizo pensar porque su simpleza encerraba gran sabiduría. Desde entonces, suelo repetírmelo a mí mismo siempre que sopla cercano el viento de la adversidad: “CUANDO LA VIDA TE DE UN LIMÓN, HAZTE CON ÉL UNA LIMONADA”. Como creo conocer bien el sabor amargo de ese destierro del cual nos hablas, te diré que ese viejo refrán es un antídoto maravilloso. Y es que, si lo abrazas, las cosas recuperan otra vez la magia. ¡Alzo mi copa por tu post y por ese refrán!

  13. Salva Pastor Says:

    Enhorabuena Virginio. A parte del contenido, que es excelente, me gusta también el estilo narrativo que has elegido. Suscribo los comentarios sobre todo de José Luis del pasado lunes.

  14. David Bartolomé Says:

    Esto del destierro me recuerda a la historia del Conde de Montecristo: encarcelado injustamente a través de una treta para ocultar un secreto de las altas instancias, Sólo hace falta salir de prisión y encontrar el tesoro fuera, aunque yo cambiaría el final y no usaría la venganza (el karma ya se encarga de eso) :-)

  15. Celso Says:

    Complicada posición la de los intraemprendedores en las empresas. Todavía hay una imagen del intraemprendedor como un “antisocial corporativo” que quiere torpedear la empres o trepar. Es difícil gestionarlo y creo que no se sabe como hacerlo. Por supuesto, una generalización. Para mi son figuras esenciales, pero no bien vistas en la realidad empresarial. Eso sí, si eres emprendedor, entonces casi un héroe. Sobre esta cuestión, escribí hace un tiempo un post. Creo que el intraemprendedor no está valorado como se merece:

    http://deloquehablanlosamigos.blogspot.com.es/2012/08/y-tu-eres-emprendedor.html

    Saludos.

  16. davidrjordan Says:

    Bien dicho! Estoy harto de leer que es necesario identificar a los imprendedores de la organización, para facilitar la innovacion, pero nadie habla (hasta que o has hecho tú) sobre el coste y riesgo que tiene. Y es que no hay nada mas seguro que quedarse e la zona de confort. Pero, que aburrido es!
    Prefiero ser desterrado a morir de comodidad! :-)

  17. Javier González Says:

    El mayor coste y riesgo es el de la inmovilidad (como persona y empresa). Aceptar con esa falsa “seguridad” el status quo. No es viable a medio plazo. Los dinosaurios están cayendo uno tras otro.

  18. La asertividad 3.0 y las nuevas competencias | Crónicas de MyKLogica Says:

    […] directiva y laboral, que les permita potenciar el desarrollo de nuevas competencias como es el intraemprendimiento, el trabajo colaborativo, la orientación a las soluciones 360º (pensamiento 360º) […]

  19. @RSCDigital Says:

    Muy veraz artículo. Esperanzador pues al.menos está encima de la mes, no es un espejismo.
    ¿Logrará la empresa espaňola integrar a los intraemprendedores? Para ello, el cambio de modelo menos jerárquico es requisito indispensable. ¿Qué opina?
    En la Administración, donde hay muchos más de los que parece, ni se plantea el debate.
    Gracias

  20. Vesna Karmelic Says:

    Hola Virgilio: me llamo Vesna, soy chilena. Este tema que planteas en tu post me toca muy de cerca. ¿Podrías sugerirme lectura o alguna forma de profundizar en ello? Un saludo afectuoso

  21. Rafael Marañón Barrio Says:

    Hoy se estila la Dictadura de la Mediocridad
    En pocos años, todos pendejos
    ¡Que blog tan interesante!
    Gracias

  22. El destierro de los intraemprendedores - ZyncroBlog, el blog de la empresa 2.0 Zyncro Blog: el blog de la empresa 2.0 Says:

    […] un artículo sobre la necesidad de la intraemprendeduría en las empresas. Hoy os traemos este artículo que Virginio Gallardo publicó en su blog para seguir reflexionando sobre este mismo tema. ¡Gracias Virginio por dejarnos […]

  23. Anónimo Says:

    […] directiva y laboral, que les permita potenciar el desarrollo de nuevas competencias como es el intraemprendimiento, el trabajo colaborativo, la orientación a las soluciones 360º (pensamiento […]

  24. Comunicación y asertividad: Su evolución desde el nivel 1.0 al nivel 3.0. | Nichos de mercado en Internet Says:

    […] directiva y laboral, que les permita potenciar el desarrollo de nuevas competencias como es el intraemprendimiento, el trabajo colaborativo, la orientación a las soluciones 360º (pensamiento […]

  25. La asertividad 3.0 y las nuevas competencias | Pensamiento Estratégico Says:

    […] directiva y laboral, que les permita potenciar el desarrollo de nuevas competencias como es el intraemprendimiento, el trabajo colaborativo, la orientación a las soluciones 360º (pensamiento 360º) […]


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: