Un mantra recorre el mundo empresarial ¡No hablemos de crisis, hablemos de innovación!

Un mantra recorre el mundo empresarial: ¡No hablemos de crisis, hablemos de innovación!. Se oye hasta en los más apartados rincones.

El cambio paradigma económico que acelera el cambio del ecosistema empresarial ha sido asumido por la mayoría de directivos y empresarios. Se intuye que la clave esta en reinventarse sin mirar atrás con nostalgia.

Ya casi nadie espera a que la crisis pase para que todo a vuelva a ser como antes. La mayoría ha entendido que vivimos en un cambio de ciclo y adaptarse rápido es tener más probabilidades de sobrevivir. Por ello cada vez se repite más y más a menudo que la verdadera puerta de salida a la crisis es la innovación, que todas las demás son puertas falsas.

Pero, el discurso no acompaña la acción, la innovación se convierte en una palabra vacía.

No avanzamos, retrocedemos. ¿Por qué? El motor de la innovación es el talento por el cada vez apostamos menos.

.

Las implicaciones del cambio de paradigma empresarial

La innovación no está presente en la agenda real de las empresas, solo en el discurso oficial.

Pasar del discurso a la acción supone una nueva forma de gestión, un cambio de cultura, que afecta a muchas áreas de la empresa, pero sobretodo y de forma específica a la gestión del talento o, si se quiere decir de otra forma, como gestionamos las personas de la organización.

Pero en las empresas hablar de talento no esta de moda, a veces ni siquiera está bien visto -lo dice alguien que esta en contacto con centenares de empresas constantemente hablando de estos temas-. La formación, el desarrollo, los nuevos sistemas de gestión el liderazgo de personas, la gestión cultural, el desarrollo organizativo,… no están en la agenda.

Ahora no es el momento de hablar de personas en las empresas. Ahora es el momento de hablar de recortes, de eficiencia, de trabajar más o de hacer más esfuerzo,… Pero si no hablamos de talento,.. hablar de innovación es un discurso no sólo vacío sino incomprensiblemente contradictorio y casi estúpido.

La innovación son ideas puestas en acción que permiten obtener mejores resultados. Pero el cortoplacismo de nuestras empresas lo único que interesa de la afirmación es la última parte: los resultados. Resultados que inesperadamente no llegan por repetir la palabra innovación.

El corazón de la innovación es la creación de nuevos entornos de trabajo, eso que denominamos técnicamente, Culturas Innovadoras, es una revolución de cuello blanco, de nuevos directivos, de líderes que impulsen ideas en entornos inciertos,  es inteligencia colectiva, son ideas que se comparten y se ponen en marcha gracias al esfuerzo, colaboración y compromiso de equipos de personas, es rapidez organizativa, es flexibilidad, son nuevas formas de entender la comunicación, el desarrollo humano y organizativo, son… son personas.

Pero que hacen las empresas en este sentido: ¿Cómo se preparan los nuevos líderes? ¿Cómo se desarrolla a las personas? ¿Cómo se introducen nuevos mecanismos de participación? ¿Cómo….? Ya sabés la respuesta.

.

Vamos en la dirección contraria

 La innovación es un cambio de paradigma empresarial que se basa en una revolución de los sistemas de gestión. Y ahora, todos lo sabemos, no sólo no vamos en la buena dirección si no que vamos en dirección contraria.

Pero el discurso vacío de empresas e instituciones sobre la innovación, los discursos bonitos que se contradicen con la realidad del día a día ridículamente se seguirán manteniendo. Y la mayoría seguirá gestionando como en el pasado o retrocediendo. Por ello en nuestras empresas estamos incrementando las probabilidades que en el futuro no haya empresas que gestionar.

La receta de la crisis respecto al talento seguirá siendo clara: invertir menos en personas y rechazo a innovar en gestión de personas. Y aunque al principio el ajuste será adecuado, si se persiste seguirá la decadencia y finalmente la muerte. …

La innovación es esa puerta que se abre cuando el cambio se percibe con más miedo que esperanza, es destruir la resistencia que se genera en las organizaciones frente a nuevas formas de gestionar. Si, gestionar la innovación es un proceso de gestionar resistencias, de olvidar selectívamente el pasado, de reaprender, pero sobretodo de valorizar el nuevo protagonista: el talento humano.

A las personas y a las empresas les cuesta reaprender por ello antes tendrán que desaparecer muchas empresas, muchos directivos y deberán entrar otros que ya percibirán el cambio con más esperanza que miedo y harán resurgir de sus cenizas algunas empresas y harán nacer nuevas empresas que en sus genes culturales contengan la semilla de la innovación. Y en esas nuevas empresas el talento, las personas, tendrán más valor, y sí, estas nuevas empresas serán más innovadoras.

Nadie conoce acerca de la dimensión del drama ni cuantas empresas tendrán que morir antes de entender la lección: “no hay innovación sino gestionamos las personas de otras formas, sino apostamos por el talento”.

¿Por qué algo tan sencillo será tan difícil de entender?

21 comentarios to “Un mantra recorre el mundo empresarial ¡No hablemos de crisis, hablemos de innovación!”

  1. Roberto López Fernández Says:

    Excelente post gracias por compartir

  2. Alex. Visic Says:

    Excelente post El título “Un mantra recorre el mundo empresarial”, me recordó la frase “un fantasma recorre Europa”..que da inicio a un texto muy diferente..¿habrá estado en la mente de nuestro maestro Virginio?..jaja

  3. agmepe Says:

    Excelente post , creo que el talento es la principal fuente de la Innovación.
    Dejo un post con mi opinión en un articulo publicado recientemente, en
    http://agmepe.wordpress.com/2011/11/17/el-talento-angel-menendez-economista/
    para compartirlo.
    Me quedo con esta frase
    “A las personas y a las empresas les cuesta reaprender por ello antes tendrán que desaparecer muchas empresas, muchos directivos y deberán entrar otros que ya percibirán el cambio con más esperanza que miedo y harán resurgir de sus cenizas algunas empresas”

  4. Joel Pinto Says:

    Excelente post. Yo creo que el tema es difícil de entender porque para muchos resulta más cómodo continuar haciendo las cosas de la misma manera que se han hecho siempre. ¿Total? Para seguirlo haciendo igual, no hace falta esforzarse mucho.

    Sin embargo, coincido 200% con lo que propones en este artículo. Lamentablemente muchos no pasarán la prueba, pero es como todo. Hay momentos en los que el mercado se regula a sí mismo.

    Te dejo este artículo de mi blog que creo complementa un poco tus ideas.

    http://www.conocealnuevocomprador.blogspot.com/2011/10/vision-y-planificacion-te-estas.html

    Saludos,

    Joel Pinto

  5. Alberto Says:

    Es tan difícil de entender, porque la innovación es una cuestión cultural/educacional que no se aprende/interioriza de la noche a la mañana.

    Que no tenemos cultura de la innovación lo demuestra la “visión de futuro” económico del nuevo gobierno. Resulta que ahora mismo el principal reto de este país es crear empleo (estaría mejor decir, crear trabajo), y sin embargo se acaba de designar un nuevo Ministro de Economía y Competitividad que no es una persona con un bagaje emprendedor, habituada a crear empresas y generar empleo, sino a un banquero tecnócrata (ex Lehman Brothers) cuya misión es hacer recortes para contentar a los mercados; la cutrez cortoplacista por encima de la excelencia. Triste.

  6. invertir en pisos Says:

    Es muy fácil decir que se tiene que innovar. Me hace gracias algunos economistas que no paran de decirlo pero que la única innovación que hacen es decirlo a través de su blog o facebook en lugar de decirlo como siempre en la radio o en la universidad… jajaja

  7. Carlos Bezos Daleske Says:

    Bueno, para pasar de las palabras a los hechos solo tienes que entrar en http://www.valuecreation.es Hay resutados reales de innovación con equipos donde había personas de baja cualificación, equipos de jubilados, por certo, de vendedores de pisos también…

  8. Noticias que hoy nos interesan | wellcommunity Says:

    […] Un mantra recorre el mundo empresarial ¡No hablemos de crisis, hablemos de innovación! Supervivencia Directiva […]

  9. Comunicación, Periodismo y Social Media: ¿Qué está pasando hoy, lunes 26 de diciembre de 2011? | Silvia Albert in company Says:

    […] Un mantra recorre el mundo empresarial ¡No hablemos de crisis, hablemos de innovación! Supervivencia Directiva […]

  10. Joan Carles Gomez Says:

    Apreciado Virginio,

    Debo felicitarte por el acierto de tu planteamiento en esta cuestión del talento y la innovación. En mi opinión y abundando en las tesis de la reinvención del Dr. Mariano Alonso o en la mayor variedad de mensajes, incluso de campañas publicitarias y políticas que la crisis ha potenciado y que apelan con insólita insistencia a que seamos emprendedores, a que innovemos, a que abramos el tiempo de crisis a nuevas oportunidades, incluso anecdóticamente una entidad financiera anima a que “desaprendamos” lo hecho hasta ahora para iniciar un nuevo tiempo… La suma de mensajes y llamadas a la superación son no ya los síntomas sino la evidencia de que es necesario cambiar paradigmas y hábitos adquiridos para instaurar en toda su dimensión valores y paradigmas sociales adaptados a la evolución económica, tecnológica y ambiental de las personas y de su entorno. Reinventarse es una opción individual y un desafío personal provocado por determinadas circunstancias.. esperar que se reinvente la sociedad es un esfuerzo colectivo que requiere la combinación de liderazgos politicos y sociales, así como una voluntad generacional que perciba claramente esa necesidad.

    En tu enfoque de la situación Virginio, haces una apelación muy directa a la acción y una defensa férrea del talento por encima del discurso vacío ora por repetido ora por propagandístico de la innovación por sí sola. Tácitamente y sin citarlo, tu pensamiento es muy darwiniano por el hecho de que analizas la evolución de la actual coyuntura en términos de que las empresas y gestores que no sepan incorporar la fuerza del talento, “perecerán” por debilidad o inadaptación al nuevo modelo evolutivo que sitúa al talento como clave y pilar del éxito y del crecimiento sostenible y responsable.Es la visión antropocéntrica que impulsó en igual medida movimientos y nuevas corrientes de pensamiento en la historia de la Humanidad, desde el Renacimiento a las revoluciones económicas y sociales de la era moderna. Cabe preguntarse si somos autoconscientes o bien somos capaces de percibir en tiempo real que transitamos por una era posmoderna del conocimiento, del avance tecnológico y de la creación de riqueza hacia la primera y mayor revolución global por su dimensión física y por su transversalidad,social, en la que comparto plenamente tu visión de que el talento está ya protagonizando los mayores avances tecnológicos,sobre todo en materia telemática y genética, que fundidos en una sola expresión, daríamos en llamar la revolución Cibergenética, que paradójicamente debe convivir con el ocaso y la decadencia de procesos y modelos que irán quedando obsoletos y se extinguirán.

    El talento es la clave de nuestra presente evolución y su valor al igual que la antigua moneda del mismo nombre que en griego τάλαντον, talanton significa balanza o peso, tiene ahora la capacidad de dar peso y buenos balances a las empresas que lo sepan administrar.

  11. Fede Sánchez Says:

    estoy de acuerdo con tu post, la cuestión mas trascendental para mi es que impide ver este cambio de paradigma a tantos cargos de alta responsabilidad en las empresas y porque esa tozudez en no aplicar nuevas formulas que reiventen sus negocios, cuando estamos viendo que el modelo ya no funciona. Es curioso que todos los proclamen a los cuatro vientos, mas nadie se atreve a coger el timón y cambiar el rumbo (¿es posible que los que pensamos de otra manera no seamos capaces de transmitirlo? y si es asi ¿no deberiamos tambien reinventarnos para hacerles llegar como deberian hacer las cosas?)
    En mi opinión lo que les mueve a mantenerse en esa posición no es mas que el miedo y la comodidad, y ambas son malas compañeras de viajes para la innovación, creatividad y humanización. En fin, quien adopta estas actitudes debe saber que tiene fecha de caducidad (y bien pronto).

  12. Gian-Lluís Ribechini Says:

    Virginio.
    Yo creo que no es dificil de entender, muchos lo entienden; pero lo que subyace y paraliza todo es el miedo de hacerlo y “fracasar”.
    La innovación supone incertidumbre y riesgo, hay que decidir sin tener suficientes datos, hay que delegar en las personas de talento con capacidad innovadora.
    Pero en nuestro país el fracaso es un estigma, el miedo “al que dirán” condiciona las actitudes.
    Los descubridores del s.XVI se han transformado en “cortesanos y aduladores”, “palmeros y resignados”.
    Se requiere transformar la cultura de las organizaciones y este cambio, como todos los cambios genera oposición y resistencia.
    Parafraseando a Darwin deberiamos decir que: “Sobreviven sólo los que innovan”.
    Por si os puede ser útil un posible esquema para desarrollar una cultura de innovación lo expuse en una conferencia sobre “la capacidad directiva de los ingenieros”:
    http://gianlluisribechini.com/?p=346

  13. F. Fuster-Fabra (@f_fusterfabra) Says:

    Comparto tu planteamiento, Virginio. Pienso que los que se niegan a entender el momento siguen aferrados a lo conocido, lo que gira alrededor de lo estrictamente económico en la empresa y en la economía. La consecuencia es que no toma como factor condicionante y altamente prioritario el talento. Por eso los que estamos convencidos de que hay que transformar en lugar de meramente hacer retoques reformando detalles menores no debemos cesar en la acción de concienciación de todos. Es nuestro deber ético hacerlo.

  14. Jair Cedeño, Estudiante MBA Dirección y Gestión de Empresas BVBS Says:

    Reaprender…

  15. Sergio García Says:

    Totalmente de acuerdo. La innovación se ha instalado en el discurso pero no en la acción. Casi todo el mundo está esperando que la solución a todos los problemas caiga del cielo como el Maná milagroso y divino, pero seguimos repitiendo políticas y actuaciones que vemos que no aportan nada más allá de parches cortoplazistas.

  16. Laura Rojo Says:

    Innovemos, o mejor dicho innovemos en España: prescindamos de los politiqueos y de las designaciones por conveniencia, pongamos a dirigir la mayor empresa española (este país) a emprendedores y expertos de reconocido curriculum, que nos presenten anualmente los resultados con crecimiento sostenible y podamos reelegirlos si lo han hecho bien. Así funciona Singapore, Así les va de bien.

  17. Marcos Jimenez Says:

    Innovación, la i pequeña de las inversiones en I+D+i.
    -No es algo que sólo hacen los señores de bata blanca.
    -No es algo que sólo se refiere a inventos de productos (olvidando procesos, servicios, organización…).
    -No es algo que sólo hacen las personas creativas.

    Opino que el concepto I+D+i ha sido muy negativo, porque da la percepción que la innovación no pertenezca al trabajo diario de cada profesional y sea una cosa que deba hacer un tercero en un laboratorio.

    La mezcla viene de que el I+D es un concepto quizás alejado al común de los mortales, pero la i (innovación) es un concepto que nos afecta a todos por igual, y por tanto coincido en que es un tema de talento.

    Marina define el talento como “inteligencia triunfante”, definición que me gusta por su sencillez y claridad. Pero ¿que habilidades, que conocimientos se necesitan para generar innovación, es decir como se innova y porque nos cuesta tanto hacerlo en España?

    La respuesta es muy sencilla:

    Innovar significar atreverse a transgredir, ser inconformista y ser apasionado con tu actividad.

    Cualquier persona apasionada, que ponga a prueba los límites y las posibilidades de su entorno, indefectiblemente, inexorablemente innovará. Simplemente no podrá evitar hacerlo. No hay más fórmula mágica.

    Por el contrario, las culturas que penalizan al que se arriesga, que esperan obediencia ciega, que argumentan jerárquicamente, que no son transparentes… no pueden esperar ni pasión por el trabajo ni valentía por parte de sus individuos… por lo que en estas culturas (de un país o de una organización) no crecerá la innovación.

  18. Xavier Sola Says:

    Gracias por la excelente reflexion. Confirmo la realidad de tus afirmaciones, pero que difícil es tomar los riesgos de invertir en innovación y en talento en un momento en el que no puedes cometer errores. No se admiten segundas oportunidades. Por lo tanto, procura conseguir resultados de ese talento que nos llena la boca.
    Enhorabuena.

  19. Lituus Says:

    Es una ley que se repite en varias áreas: en general lo mas dificil es demostrar lo obvio.
    http://luisletosa.blogspot.com/2011/12/que-dificil-es-demostrar-lo-obvio.html


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: