Hacia una administración 2.0. de las personas: del #egov y #ogov al #pgov

Aunque no sea el debate de nuestros políticos ni el de los medios de comunicación el verdadero debate de la administración pública es el de la innovación. El único camino para dar más servicio y más calidad con menores recursos. No hay atajos.

La innovación ahora tiene un potente aliado que ha venido para quedarse y para cambiar lo conocido en la gestión: las redes sociales. El reto para conseguir una administración innovadora sería convertir la administración en una administración 2.0.

La revolución de las redes sociales no ha venido para cambiar las funciones de un área o para ser un canal de comunicación o mejorar la productividad, ha venido para cambiar la filosofía de las organizaciones, no es un cambio más, es el cambio que más impacto tendrá en los próximos años en nuestras organizaciones, también en las públicas. Algunos se han atrevido a soñar y poner nombre a esta revolución interna “#egov” (egovernment), gobierno electrónico  y externa “#ogov” (opengovernment), gobierno abierto. Pero, proponemos que añadan otro nombre el “#pgov” (peoplegovernemt), gobierno de las personas. la revolución desde dentro.

El sueño de la eficiencia y la transparencia

Todavía no podemos contestar a Philip K. Dick si los androides sueñan con ovejas electrónicas, lo que si sabemos es que los pioneros de la eficiencia en las administraciones públicas sueñan con los procesos electrónicos. Y ahora al sueño de eliminar papeles y disminuir circuitos se le ha añadido la facilidad de hacerlos procesos colaborativos, fácilmente monitorizables de forma que se potencian las posibilidades diálogo y de mejora dentro de las comunidades que pariticipan en este proceso.

El sueño es simple desde la ventana electrónica al ciudadano hasta su respuesta existe un camino corto y eficiente, donde el diálogo no sólo facilita la productividad, la transparencia e información sobre el proceso, si no que sobretodo facilitaría su mejora: la colaboración facilitaría la innovación. A este sueño de la administración electrónica se le ha denominado #egov.

Pero, sin duda el sueño más revolucionario es el del open government #ogov comenzó tímidamente como una búsqueda de la trasparencia mediante los datos abiertos, bajo la premisa que el sol es el mejor desinfectante y que sólo la luz permite analizar lo que sucede para que los ciudadanos puedan ser coparticipes como “principales accionistas” de sus empresas de servicios. Estos tendrían derecho a conocer no sólo los datos que poseen las administraciones, sino los objetivos, los logros y el funcionamiento de estas, hasta los más pequeños detalles.

Pero ha seguido avanzando y se han introducido nuevos paradigmas más rupturistas. Ahora de lo que se trata es no sólo de ofrecer datos sino de establecer los canales para que los ciudadanos opinen sobre estos datos mediante comunidades. Dar más peso a la olvidada sociedad civil en el proceso de decisión, para algunos hasta llegar al voto directo.

Para otros visionarios del diálogo con el ciudadano se debe centrar más en la escucha. Se trataría de utilizar las técnicas del Social CRM, es decir, explorar las redes sociales y rastrear los servicios de la admistraciones públicas como si de una marca se tratase para conocer de primera mano la verdadera opinión de los ciudadanos para de esta forma modular la calidad de servicio al ciudadano,…

 

El código que soporta los sueños: el software 2.0.

Estas nuevas formas de entender la administración y casi la forma de hacer política que cada vez más personas defendemos no se basa en una visión onírica y bienintencionada, ni siquiera en la acuciante y descarnada necesidad de mejorar la legitimidad y productividad de nuestras administraciones. Se basa en las nuevas posibilidades tecnológicas que gracias al desenfrenado crecimiento de herramientas tecnológicas, a las millones de líneas de excelente código de software que las grandes multinacionales del mundo y los nuevos entrantes del software están poniendo en nuestras manos, permiten que esto sea una realidad.

Las multinacionales del software sólo tienen un sueño: el dinero. Pero pocas veces se ha visto una lucha más despiadada que la que mantienen estas multinacionales para dar soluciones con inversiones absolutamente impresionantes en este tipo de Software que permiten la creación de organizaciones 2.0. y organizaciones mucho más trasparentes.Y lo hacen no tanto porque quieren mejores empresas o administraciones, si no porque saben que sus clientes se lo exigirán.

Los principales fabricantes de software ECM que permite el Enterprise Content Management como OpenText, Documentium o Oracle han añadido a sus procesos documentales electrónicos (#egov) todo tipo de herramientas 2.0. (foros, debates, posibilidad gestión conocimiento,…), también lo han hecho sus homólogas de software libre como Alfresco o Nuxeo. Los  líderes del sector generalistas como Sharepoint (Microsoft) o Lotus Notes (IBM) que también compiten en estos ámbitos han reforzado sus herramientas en este sentido, por no hablar de los centenares de pequeñas empresas que buscan con productos más ágiles y económicos entrar en este tipo propuestas.

En el área de OpenGovernement que se basaría en grandes gestores de contenidos con gestión de comunidades a los líderes clásicos de software libre (Joomla, Drupal o WordPress), los CMS, se les ha unido una explosión de nuevas aplicaciones con mucho dinamismo y espectacular  crecimiento que podríamos denominar SocialCRM que permiten gestionar comunidades externas y monitorizarlas (Jive, Telligent, Lithium,…).

Si, el sueño es tecnológicamente posible. Hay herramientas, el software permite crear verdaderas Administraciones 2.0., abiertas y participativas, más innovadoras, eficientes y con más posibilidades de mejorar la calidad de sus servicios.

 

Los sueños requieren del #pgov: #peoplegov

La adopción de la tecnología y el incremento de innovación, eficiencia y de mejora de servicio es algo diferente a la instalación de programas de software. Es algo básico que sabemos todos los que hemos chocado una y otra vez con la implantación de este tipo de sistemas.

La administración 2.0. necesita un paso más que la administración electrónica (#egov) y un paso más que la transparencia y el diálogo (#ogov), necesita de un nuevo tipo de cultura innovadora, donde las personas tienen un rol central.

El objetivo de  la administración 2.0. es la búsqueda de la innovación para incrementar la eficiencia y la calidad de servicio a través del diálogo en los nuevos entornos colaborativos. Pero estos entornos requieren de  un nuevo tipo de líderes, un nuevo entorno organizativo permeable al cambio y otras condiciones sistemáticas que, lo sabemos todos, desde hace tiempo escasean en nuestra administración (aunque no en muchos de sus profesionales).

La principal dificultad de las herramientas 2.0. es que para funcionar necesitan un nuevo tipo de cultura, requiere de un nuevo trabajador colaborativo con liderazgo distribuido, requiere de una forma de entender las relaciones entre empleados públicos y entre empleados públicos y ciudadano. Para que el éxito sonría en este tipo de proyectos proponemos focalizarnos en las personas que es el elemento más complejo de gestionar y el que hará que las nuevas tecnologías funcionen.

Para conseguir la administración 2.0., lo más difícil no será incorporar lo électrónico (#egov), ni poner a disposición del ciudadano datos, escuhar y monitorizar que piensa (#ogov), lo más complejo a lo que nos enfrentramos es cambiar la cultura de estas organizaciones y los sistemas de gestión que den más protagonismo a la iniciativa de las personas, por ello proponemos hablar de #pgov, #peoplegov o del gobierno de las personas.

17 comentarios to “Hacia una administración 2.0. de las personas: del #egov y #ogov al #pgov”

  1. manuel granada Says:

    Un excelente post y una inmejorable idea……………….pero de muy difícil implementación.
    Si ya es complejo el inculcar el tema de “cultura organizativa” en una Empresa en donde presuntamente todos tienen un objetivo común que es el de “tirar hacia adelante” la Empresas……¿ves realmente viable en un paÍs como el nuestro que la clase funcionarial -en donde tradicionalmente muchos -no todos- se han subido a ese carro para poder trabajar poco, o decir con ironía “vuelva vd. mañana”, se puedan poner las pilas y dejar parte de su ” parcela de poder, de sus beneficios sociales y volverse mas permeables sin una razón de peso?.
    Yo, lo siento, pero no lo veo de ninguna manera,
    Gracias por dejarme participar.

  2. Enric Guinart Mauri Says:

    Fantástico post! Cuando todo el mundo habla de recortes de la Administración no se dan cuenta que el cambio real está en conseguir una Administración 2.0. Exige un cambio cultural que llevará su tiempo pero es el único camino posible. Gracias por compartir tus conocimientos.

  3. Luisa Carolina Gonzalez Abreu Says:

    Yo también siento y creo en lo que se plantea en este post, que es difícil o utópico llegar a esto? es verdad, que hay arribistas y que hay personajes que solo quieren llegar a cargos por intereses personales o como escalón a otros intereses mas allá que los que aspira una administración publica eficiente?eso también es verdad y son elementos que hacen complejo el panorama.No creo que se trate de implantarse o no creo que todo, el mismo sistema,la tecnología, los valores y formación personales te empujan hacia allá,es inevitable el cambio organizacional, comparto con Enric Guinart que es el único camino posible. La cultura organizacional si no esta bien estructurada es moldeada por sus mismos procesos y por su gente. El crecimiento y desarrollo de las redes sociales son una demostración clara, la gente se une por intereses comunes o por la búsqueda necesaria de desarrollo profesional, o se arrima al cambio o simplemente muere y hay muchos atrás que están dispuestos a asumir retos y crear mejoras, creo que el ambiente colaborativo y el trabajo desde adentro de la organización es un hecho y eso implica como dice el post un cambio de filosofía de gestión (misión, visión,valores) y de procesos,lo que irremediablemente requerirá de un liderazgo con un perfil muy especial. Yo me anoto en esta conceptualizaciòn o planteamiento y me uno desde mi experticia en la administración publica en el área organizacional y de mejora de procesos,para compartir experiencias. Excelente articulo,gracias….

  4. Isabel Says:

    Sin duda la transparencia y el acceso a la información, que pagamos todos, junto con el trabajo con las personas para el cambio de cultura, son los pilares del cambio. Difícil pero no imposible y desde luego el único camino posible.
    Leía ayer en un blog amigo una cita perfecta de Kilian Jornet: “la cinta que cortamos al cruzar la meta está situada donde nuestros sueños quieren”

    Un saludo.

  5. Malú Says:

    Yo creo que el sueño sí es posible. No hay que olvidar que en nuestras AAPP se ha apostado, y mucho, en el camino de innovación tecnológica, mejora continua, y excelencia; pongamos el caso de la Administración Tributaria o el INSS, como ejemplos de buenas prácticas, al menos en lo que se refiere a 1.0. En este sentido, son referente internacional de Administración digital. Sólo hay que dar un paso más, el colaborativo, promoviendo los entornos 2.0. Sin duda, una apuesta por una cultura colaborativa, pero ya son muchos empleados públicos y organizaciones públicas las que están dando el paso.
    Un saludo,

  6. saguilarcom Says:

    Gran post, comparto la reflexión. Necesitamos un cambio cultural aunque, más que dentro de la administración pública o privada, como país en general.

    Un buen ejemplo de #egov, #ogob y #pgob podría encarnarlo @alcaldejun, una persona a seguir y un caso a analizar.

  7. Miquel Clua (@miquel_clua) Says:

    Molt interessant reflexió sobre administració pública

  8. Carlos Rojas ( @charlyrrojas ) Says:

    Sin dudas que para innovar hay que producri cambios en costumbres, culturas, normas de uso. Pero creo que es posible. La Admin. Publica es parte de la sociedad, y para que esto evolucione, tambien tenemos que evolucionar como sociedad. Los avances en Argentina son significativos, sin entrar en fanatismos no sectarismos. La tecnologia se ha convertido en una herramienta con objetivos sociales y culturales, y muchos sectores han entendido que ese es el camino para comenzar a cambiar. NO importa si esta motorizado por un gobierno determinado, lo importante es que lo estamos haciendo. Estos articulos, estas opiniones demuestran que vamos en ese sentido. Gracias por permitirme participar.

  9. ¿pueden la web 2.0 y la productividad personal mejorar nuestras Administraciones? « FunkziUni Says:

    […] ello, como comenta Virginio Gallardo en su post  “Hacia una administración 2.0. de las personas: del #egov y #ogov al #pgov” de Supervivencia Directiva, la verdadera evolución de las Administraciones Públicas está en […]

  10. Paco Prieto » Dominical de octubre. Algunas lecturas Says:

    […] Hacia una administración 2.0 de las personas: del #egov y #ogov al #pgov […]

  11. Alex. Visic Says:

    Gran post.. no sólo es posible…esta ocurriendo.. a pequeña escala por ahora..y a gran escala muy pronto..estamos frente a un proceso de cambio de grandes proposiones que no se detendrá..

  12. Sorteg Says:

    Coincido plenamente, para mí la clave y la mayor difícultad radica en el cambio de cultura. Si añadimos a esto que gestionar cualquier pequeño cambio en cualquier organización ya es complejo, conseguirlo en la Administración Pública parece un milagro. Sin duda, un gran reto para los que acompañamos a nuestros clientes en sus procesos de cambio.

  13. Valero Says:

    Totalmente de acuerdo con la idea, también con la dificultad que nos vamos a encontrar en la evolución del funcionariado, pero este es el futuro y estoy segura que más pronto que tarde todos tendremos que acostumbrarnos a las 2.0, tanto en la empresa privada como en la pública, incluso más en esta, hora en época de crisis ,cuando los presupuestos tienen que ser ajustados sin más remedio, es cuando la administración se tiene que reinventar y la única manera de reducir coste es evolucionando hacia una administraticíón eficaz y efeciente que es la base de la misma y por lo que se debe regir, la única forma de hacerlo en estos momentos es evolucionar hacia las web 2.0.
    gracias por poder participar.

  14. Carlos Useros Says:

    No cabe duda de que es necesario un cambio en la forma de actuar de la Administración y, en esta situación de recortes y donde se debe “hacer más con muchos menos recursos”, la Administración tiene la oportunidad de innovar mediante nuevos planteamientos y uno de estos planteamientos pasa por la Administración 2.0

    Me gusta la idea del #pgov, peoplegovernment, y puede ser una gran oportunidad de que la Administración española dé el salto hacia una mejora en sus prestaciones, centrándose cada vez más en el ciudadano.

    Excelente post, enhorabuena!

  15. ¿pueden la web 2.0 y la productividad personal mejorar nuestras Administraciones? | Davidrjordan's Blog Says:

    […] ello, como comenta Virginio Gallardo en su post  “Hacia una administración 2.0. de las personas: del #egov y #ogov al #pgov” de Supervivencia Directiva, la verdadera evolución de las Administraciones Públicas está en […]

  16. Jose Manuel Gracia Says:

    Virginio, has tenido una buena idea, que ya en la administración son muchas las personas que reclaman una relación más directa con el ciudadano.
    Somos muchos los trabajadores de la administración que pensamos y emprendemos acciones que se dirigen a una modernización de la misma. No hablamos de una mera utilización de las redes sociales o la “descarnada necesidad de mejorar la legitimidad y productividad” ni de procesos electrónicos como son las herramientas 2.0. Entendemos, como tú muy bien remarcas, que esto es un cambio de cultura, hay que “incrementar la eficiencia y la calidad de servicio a través del diálogo en los nuevos entornos colaborativos”. Pero esto requiere una nueva visión de lo que es la administración.
    La misión principal, a mi entender, es el acercamiento al ciudadano. No olvidemos que por mucha herramienta de la que dispongamos, el ciudadano siempre desea tener una administración cercana, que le resuelva los problemas que le surgen día a día. Nuestra misión y visión ha de ser el acercamiento, la buena relación con el ciudadano, una relación directa y ágil.
    Ahí entiendo que esta el dilema del cambio, no solo en el acercamiento con las herramientas 2.0, sino en el cambio de la forma de ver al ciudadano. Somos muchos lo que pensamos como nos gustaría que nos trataran y ponemos, o por lo menos lo intentamos, todos los medios a nuestro alcance para que la administración cambie a una administración más cercana y más directa al ciudadano, en definitiva mas eficiente pero con el calor humano de la cercanía, de la relación directa de que la administración es algo tuyo, no del gobierno de turno, sino algo verdaderamente tuyo.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: