Los agitadores y revolucionarios necesitan un nuevo tipo de consultoría

Ha llegado la hora de hablar de una revolución organizativa, de un cambio rupturista sin precedentes. Ahora ya todos tenemos dudas sobre si lo que hasta ahora sabíamos del management debe ser sólo revisado periódicamente o simplemente debe ser señalado como peligroso.

Ya hay demasiadas evidencias que para satisfacer la brutal necesidad de innovación que tienen las empresas se necesitan nuevos paradigmas donde las personas tienen un papel diferente, donde la estructura organizativa debe ser diferente y donde la relación con otras empresas tiene que ser diferentes.

Emergen casi de forma amenazadora nuevos elementos que sabemos son la semilla de un nuevo tipo de empresa: inteligencia colectiva, software colaborativo, disrupción continua, rapidez flexible, crowsourcing, comunidades,…  Traen la promesa de cambiar lo conocido.

Los primeros directivos que intentan entenderlos e impulsarlos en sus organizaciones pasan a convertirse en revolucionarios y agitadores involuntarios perdidos en estos nuevos sistemas con un potencial enorme impacto organizativo,… Les encantaría poder encontrar guías, pero estas no aparecen y los consultores y expertos de antaño en personas y organizaciones diríase han desaparecido.

¿Revolucionarios?: El futuro de ayer ya pasó, no dejes pasar el de mañana

La velocidad del cambio provocará que muchos directivos chocaran con el futuro desde pasado sin pasar por el presente, pues la revolución del management habrá sido demasiado rápida para ellos,… y la mayoría ya lo sospechan.

Lo peor de los nuevos escenarios no es su novedad, es que para poderlos observar necesitamos ojos nuevos, por que con los ojos que tenemos la mayoría de fenómenos pasan desapercibidos. Y aunque a estas alturas ya sabemos que estamos en otra forma de hacer negocios y que estamos ante fenómenos demasiado importantes como para pensar en que se puedan ignorar no sabemos como actuar.

Ya sabemos  de la caducidad de lo que aprendimos de nuestros jefes,  de lo que aprendimos en nuestros estudios universitarios y de lo que aprendimos de nuestras empresas. Pero con eso no basta. Lo complejo es saber decidir de lo que viene que debemos incorporar, cuando y sobretodo como. Por ello los primeros directivos con estos nuevos ojos que pueden leer más fácilmente en el futuro son los que comienzan a dar los primeros pasos con incertidumbre.

Intentar introducir nuevos mecanismos de innovación para que en la empresa cobre más protagosnismo inteligencia colectiva  y crear las condiciones emocionales  para que esta se produzca  implica graves distorsiones organizativas.  El problema de redes sociales y de fomentar  nuevas culturas innovadoras es como facilitar nuevas formas de liderazgo distribuido, que las personas tengan más voz, creatividad y decisión, sin chocar con visión jeráquico-funcional de la empresa e integrarlas en su funcionamiento.

Aunque estos pasos sean tímidos, para la organización rápidamente se convierten en revolucionarios, en los portadores involuntarios de herramientas que se sospecha que trasgeden el mundo conocido y el cambio de reglas profundas, todos lo sabemos, es un cambio donde el papel del directivo no es cómodo, hay demasiada información demasiada sensación desorientación.

Pero, el cambio impredecible obliga a los profesionales y a los directivos a reinventarse, a adquirir nuevas habilidades, a cultivar la creatividad y la pasión por  el futuro. Y los directivos lo harán.Preferirán jugar con la incertidumbre y ser considerados  “agitadores”  que encontrarse fuera, desbordados por el futuro del ayer que ya pasó. Por eso para ellos sería tan interesante encontrar guías fuera, profesionales que ayudarán a seguir el camino como los que en antaño ayudaron a implantar los viejos cambios

Consultores tradicionales versus Consultores Wayseer

Los tradicionales consultores de transformación de organizaciones y personas, rrhh, expertos en gestión del cambio y desarrollo organizativo, que solían dar soporte en las nuevas herramientas a estos directivos en temas de innovación y personas mayoritariamente han sido desbordados por este nuevo tsunami,… Están fuera de juego, ahogados o en la superficie, agarrados a los vestigios del pasado, mirando con estupor viendo como las reglas del antiguo mundo organizativo que ellos conocían y habían ayudado a construir están siendo devastadas con una fuerza inusitada.

Y los nuevos consultores, una nueva generación que ha nacido en muchos casos con estos conceptos y que si comienzan a tener una oferta de servicios profesionales que incluye este tipo de servicios no suelen poseer ni la experiencia ni conocimientos organizativos ni de consultoría para poder dar soporte en la gestión de las profundas implicaciones que tienen estos fenómenos por otra parte demasiado novedosos.

Por ello los nuevos consultores para las empresas tienen un rol de evangelizadores de lo nuevo, los primeros que se atrevieron a señalar el camino, los “wayseer”, voces que no fueron escuchadas, que en muchos casos han nacido en el margen de lo que se considera consultoría tradicional y que no están en los circuitos ni “networks tradicionales” donde se mueven los  decisión-makers y directivos y donde su voz no llega.

Pero la necesidad de los directivos de soporte, de compartir experiencia y guía es real. Las primeras aplicaciones reales de este tipo de filosofías consecuencias del desarrollo tecnológico y que implican un nuevo rol de las personas en las organizaciones son demasiado complejas, se necesitan respuestas, menos dudas, más certezas:

– Las iniciativas dirigidas a aligerar y aplanar las estructuras empresariales:¿Deben eliminar mandos intermedios por que perdierón su protagonismo? O ¿Estos deben ser reforzados como los verdaderos protagonistas, líderes de las nuevas comunidades?

– Respecto las iniciativas y a la creatividad de las personas  que provocan la innovación ¿La serendipía y caos que se produce en las redes sociales no debe ser ordenado? O ¿El orden y la estructuración forma parte de estas redes y es la base del éxito?

–  Sobre como estimular nuevos comportamientos de liderazgo y culturas innovadoras ¿Debemos modificar aspectos culturales y de liderazgo para que las redes sociales tengan éxito? O ¿El éxito de las redes sociales cambiará la cultura y el liderazgo?

– ….

Si. Hay demasiadas dudas e incertidumbre sobre los diferentes tipos de tecnologías y herramientas sociales, que se esconden bajo decenas de siglas y marcas, que tienen impactos organizativos diferentes, o sobre los diferentes roles organizativos de las nuevas estructuras, como se gestionan con las viejas herramientas de comunicación, retribución o desarrollo con las nuevas formas organizativas emergentes,….

Hay demasiadas preguntas abiertas y escenarios que no sólo exigen un nuevo tipo de directivo, sino también un nuevo tipo de consultor, que sepa evolucionar desde este estado  muy, muy primario de la revolución digital que cambiará completamente las empresas, las administraciones públicas, la forma de ejercer el poder, comunicar y escuchar las ideas, que cambiará las formas de organizarse y competir.

Si se necesita también una nueva generación de consultores. E incluso si fuéramos un poco más lejos quizás la pregunta que nos deberíamos hacer es ya que parece que estamos ante un nuevo tipo de empresa no deberíamos estar ante un nuevo tipo de empresa de consultoría. Si, para la consultoría de personas y organización ha llegado también la hora y esta, quizás involuntariamente,  es también nuestra revolución.  Los próximos pasos son…

5 comentarios to “Los agitadores y revolucionarios necesitan un nuevo tipo de consultoría”

  1. manuel granada Says:

    Hola Virginio y rest@.
    Muy buen post. Poco puedo aportar porque has dado en el clavo al 100%. Los tiempos están cambiando y la tecnología es un vehículo que permite transmitir esos cambios a una velocidad superior. Queda por ver si la “especie directiva” será capaz de asumir esos cambio y “tomar ventaja” de ellos o por el contrario, pasará como tanbtas veces en donde se abrirá un “frente” para ver quien gana la partida.
    Yo creo que todavía estamos a tiempo de subirnos a ese carro de cambio -quizás la crisis sea un revulsivo que nos ayude- pero de lo que si estoy -casi- seguro es que las cosas ya no volverán a ser como antes (en términos de management, participación, liderazgo, etc….). Un abrazo.

  2. LIBERTO PEREDA Says:

    Aprecio tu determinación, compromiso y constancia en hacer de las organizaciones un mejor lugar para ser y trabajar. Agradezco el espacio que abres con este post y me permito aportar mi grano de arena:

    1. Las estrategias de “aplanar” las organizaciones están determinadas principalmente por la presión en la reducción de costes, y poco en el desarrollo de la organización en red. De hecho, una red no llega a adoptar nunca una forma, pues está siempre en cambio continuo. Por otra parte, por mucho que aplanemos siempre hay un “arriba” y un “abajo”. Una red es multidireccional y multidimensional.

    2. En cuanto al tema de los consultoría y la innovación necesaria en el sector. El consultor históricamente ha intervenido como el “jardinero” que “desde fuera” observa el “árbol”, propone e interviene. Pero el consultor no forma parte del sistema en el que está interviniendo directamente. El consultor ha intervenido como el “experto” que aporta la solución. En estos momentos de cambio exponencial, la solución, la creatividad y la innovación, deben venir de la inteligencia colectiva. Para evocarla, el consultor “muta” para convertirse en “desconsultor” y facilitar los procesos de acceso a la inteligencia colectiva, no como experto en la solución, sino como experto en la facilitación del proceso adecuado para que el grupo u organización encuentre la solución.

    Saludos.

    Liberto.

  3. Isabel Mora Fernández Says:

    Primero agradecerte los planteamientos en este y otros artículos leídos, me dan la oportunidad de hacer un alto en el camino y reflexionar, cosa que te agradezco profundamente.
    En lo que planteas hoy en tu artículo, me hace cuestionar mi labor y la labor de mi empresa como consultora. Y miro a nuestros clientes y a cómo funcionan y cómo también todos los cambios les están solicitando nuevas fórmulas para avanzar en la senda de la productividad y del desempeño. Las herramientas y soluciones tecnológicas me parecen elemento fundamental para procurar algunas nuevas miradas a la hora de organizarnos y permitirnos estructuras más planas y sobre todo hacer que las redes funcionen y se les saque todo el beneficio según la empresa y los productos o servicios que dispense.
    Pero el elemento que me parece está en el fondo de la cuestión de la innovación, de la creatividad y sobre todo de hacer de la incertidumbre nuestra compañera de viaje, son las personas y sus relaciones. Creo que es aquí dónde las empresas y organizaciones sean públicas o privadas aún no han sido todo lo valientes que necesitan ser para asumir que es en ellas dónde está el poder del crecimiento y del desarrollo. Y que mientras no se generen espacios dónde construir relaciones emocionales adecuadas, la creatividad no tendrá lugar, la innovación será un mero anuncio en un cartel y el crecimiento será algo que vean de soslayo. Por mi experiencia, creo que aún a la empresa le falta creerse el discurso de las personas y una vez se lo crean, han de dar el paso de la acción. Convertir el discurso en acciones, en pasos concretos a dar para transformar su realidad. Y eso es justo lo que la nueva consultoría y los nuevos consultores creo debemos hacer, insistir, mostrar, moldear y acompañar a mirar a las personas desde la complementariedad, desde la confianza, desde sus capacidades, etc.., para poder acompañarles en la creación de una nueva forma de entender la empresa, la organización y su funcionamiento.

    Gracias por provocarnos reflexión.

  4. Biotopos Says:

    Excelente artigo.

  5. Ana Garnica Says:

    Estupendo el artículo, sin duda coincido totalmente con el planteamiento que ofreces, me parece fundamental ofrecer un nuevo tipo de consultoría a las nuevas empresas que están empezando a emerger y que sin duda servirán de ejemplo a las que ya existen.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: