Acerca de la ineficiencia de los funcionarios

Cuando se habla de la recuperación económica y de cómo vamos a ser un país más competitivo y  generar así más riqueza y puestos de trabajo nos olvidamos muy a menudo de un aspecto clave: la gestión de personas en la administración pública. La administración pública es básica para nuestra competitividad y tiene una asignatura pendiente y es cómo gestiona las personas. 

Administración pública y competitividad

España cayó cuatro puestos en el ránking mundial de competitividad y ocupa el 33º lugar en la lista de países más competitivos del mundo, según el Informe de Competitividad Global 2009-2010 elaborado por el FMI. ¿Cómo se puede mejorar? Un aspecto clave es la gestión de lo público.

No es necesario ser un experto en gestión de RRHH para percibir que hace falta un cambio en la gestión de nuestros empleados públicos. En la actualidad es un deporte nacional criticar a los funcionarios y personal de la administración pública que se práctica que un cualquier parte: en la barra del bar, en el taxi o en la piscina, son comentarios que siempre quedan bien, que generan cierta compresión y una sonrisa de aprobación. Y no es un deporte que practiquen los señores de derechas por aquello que el “estado” debe ser más pequeño, los de izquierdas y socialdemócratas se han apuntado, e incluso se apuntan los propios funcionarios que son los que dan datos con mayor credibilidad. “Lo peor”, los funcionarios que creen en la necesidad de un cambio más profundo son aquellos funcionarios más implicados y responsables con su trabajo. La función pública necesita una reforma.

Pero esta reforma, ahora tiene más urgencia. Por que ahora somos más críticos con cualquier tipo de despilfarro, con aquello que pudiendo actuar como dinamizador económico actúa como freno o no está optimizado. Y es que todos sabemos que lo público además de ser una fuente de gasto que debe estar optimizado, es además un factor de creación de riqueza que debe servir para que nuestra economía funcione de forma optima

Si examinamos el Informe de Competividad que nos dice nuestra competitividad y miramos sus más de 100 indicadores y “diez pilares o factores” que utilizan para determinar si un país es competitivo, nos daremos cuenta, que muchos de estos indicadores dependen en buena parte del comportamiento de nuestros políticos y, especialmente de la calidad de nuestros funcionarios.

Efectivamente, no es necesario ser un experto del FMI para constatar que la competividad y capacidad innovadora de nuestro país depende en buena parte de nuestra Administración Pública. Por lo que nos podemos llegar a preguntar si la administración  pública es fuente de riqueza ¿Qué deberíamos hacer para solucionar lo que parece un mal endémico?

The people Factor

Este debate no tiene fronteras. En Estados Unidos hay un libro que en su reciente aparición está teniendo un elevado impacto mediáticoThe People Factor: Strengthening America by investing in public service’. Dónde un profesor de Harvard Linda Bilmes y un VP de IBM W Scott Gould establecen que  la inversión en los empleados del Sector Público ha sido insuficiente y debido a ello se puede explicar (nada menos) que parte de la crisis.

Los funcionarios no están preparados para el volumen y complejidad de las transacciones que deben realizar, sus sistemas de gestión son viejos, falta liderazgo en la administración pública y los perfiles que entran en ella no son los más adecuados para llevar a cabo las acciones que se deben impulsar….

Se reivindica lo “público” como estratégico, pero especialmente se reivindica al desarrollo de capital humano como un “activo estratégico”  Las recetas son las conocidas cuando se quiere mejorar cualquier organización no pública: ¿Cómo se recluta? ¿Cómo se retribuye? ¿Cómo se gestiona el desempeño? ¿Cómo se desarrolla a las personas? ¿Y cómo podemos asegurar un verdadero liderazgo transformador en los mandos y directivos?

En definitiva se habla de la necesidad de introducir expertos de RRHH dentro de la Administración pública y de introducir nuevas formas de gestión e invertir en gestión, las cifras de inversión necesarias para estos autores son impresionantes y los ejemplos que ponen muy impactantes. Pero, con independencia del país del que está escrito parece un diagnostico obvio, para casi cualquier administración pública y aquí deberemos incluir la española.

Este debate me parece más inteligente que criticar la naturaleza “perezosa e inexplicablemente ineficiente de los funcionarios” o de la “inutilidad consustancial de nuestros políticos”. ¿Por qué no hablamos más a menudo de cómo mejorar los sistemas de gestión de personas? Sólo hace falta un poco de valentía y dejar que el excelente talento de las personas de nuestra administración pública surja. Y los que somos expertos en estos temas tenemos la obligación de poner nuestro grano de arena, e intentar situar estos temas en el centro del debate y en la agenda de los políticos.

Si no acometemos reformas significará que podemos esperar seguir bajando con resignación nuestros niveles de competitividad en el próximo informe de la FMI. Eso si, el partido de la oposición seguirá teniendo un excelente motivo para criticar el partido de gobierno, y todos nosotros seguiremos teniendo un excelente tema “la crítica de los funcionarios” para quejarnos en el bar o con nuestros compañeros del ascensor cuando no se nos ocurra nada más original de que hablar.

Post Relacionados:
 Ejemplos de la Organización del Futuro
Secretos del nuevo modelo productivo
 ¿Aministración Pública y Liderazgo?

3 comentarios to “Acerca de la ineficiencia de los funcionarios”

  1. Malú Doce Says:

    Muy interesante, Virginio. Ya hace tiempo que las Administraciones Públicas se dieron cuenta de la necesidad de modernizarse, pero más aún ahora, es necesario contar con unos empleados públicos orientados a los ciudadanos, y ofreciendo talento a la sociedad y a los servicios públicos.

  2. ¿Se necesita un político suicida o un líder? « SUPERVIVENCIA DIRECTIVA |sólo el cambio permanece Says:

    […] relacionados: Acerca de la ineficiencia de los funcionarios Escrito en Administración Pública. Deja un Comentario […]

  3. Modernizarse Says:

    En la modernizacion de la Administracion publica se hace necesario iniciar una evaluacion de los trabajadores, principalmente de aquellos estables, trabajar en equipo significa sumar esfuerzos pero lamentablemente existen personas que son reaceas al cambio y no colaboran en el cumplimiento de los resultados. las evaluaciones deben ser de acuerdo al cumplimiento de indicadores por cada una de las areas y por persona.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: