Ejemplos de la organización del futuro

La crisis que ha dado más fuerza al viento del cambio que azota a nuestras organizaciones hace que congrupo_ufo1 más frecuencia surjan preguntas sobre las características que tienen las organizaciones del futuro. ¿Qué características deben tener las empresas para poder ser más rápidas, flexibles, pero sobretodo más adaptativas a la nueva Era de la Innovación caracterizada por la incertidumbre y la necesidad del cambio constante?

 

Acerca de las nuevas organizaciones

Quizás sea cierto que el mes de Julio se presta a realizar planes para el siguiente ejercicio y es el momento donde se comienza a hablar de nuevas formas organizativas “más ajustadas a los tiempos” para el próximo jerecicio.

Pero muchas empresas ya saben que más que analizar que estructuras permiten afrontar mejor la situación de crisis, se necesita otro tipo de cambio.  Se necesita situar la estrategia de la empresa y su organización en enforntar el cambio de forma sistemática, la esencia y base necesaria para innovar. No es que nos enfrentamos a una epoca con más cambios, hemos cambiado de epoca, estamos en la Era de la Innovación y esto exige un nuevo tipo de organizaciones más rápidas y flexibles. Rápidez en incorporar ideas de forma inmedianta en productos, mejora de procesos, ventajas para clientes y flexibilidad que permita desde la realización de pequeños ajustes a hasta la incorporación de nuevos modelos de negocio.

Si intentamos hacer el difícil ejercicio que nos permite intentar escuchar la voz del futuro podemos adivinar que son muchos los nuevos retos a los que deben hacer frente las nuevas organizaciones, pero que se resumen de forma muy básica en la innovación, pero sobretodo en la Innovación en la gestión, y especialmente, en la gestión de personas.

Los nuevos valores y comportamientos organizativos, eso que se denomina culturas innovadoras (o culturas 2.0.) se caracterizan por cuatro factores (ver modelo de los cuatro factores adaptativos): valorizar las personas -su desarrollo, el equipo como marco de colaboración, la implicación en el proyecto- tanto como los resultados -claridad en objetivos y comunicación, reconocimeinto y exigencia- y asegurar la adaptación al exterior -proactividad estratégica, relación con otras empresas,y observación constante del mercado y de nuestro clientes- y adaptación interna que incluye empowerment, autonomía y dar la inciativa a los trabajadores en organizaciones más planas, menos jeráquizadas.

Las organizaciones del Futuro son organizaciones con estructuras organizativas menos funcionales, menos divisionales, menos todo lo conocido, … Y por tanto más caóticas, menos estructuradas o, si se quiere, con estructuras muy cambiantes. Son organizaciones que requieren de nuevos líderes que den protagonismo al protagonista de la nueva Era, al valor de las ideas de las personas y su capacidad para ponerlas en marcha.

 

Algunos ejemplos y referentes: de las tecnológicas a la administración

En los últimos meses me he dedicado a dar charlas, conferencias, cenas o almuerzos donde he hablado de las nuevas organizaciones del futuro, de sus características y del papel de los líderes que deben impulsarlas. En la mayoría de estos eventos, se me piden ejemplos de organizaciones reales, se me piden ejemplos de cómo llevar a cabo la puesta en marcha de estas ideas. Con lo que poco a poco intento que más de la mitad de mi tiempo se situe en un terreno práctico o con casos .

Es lógico, como me recordaba recientemente Josep Gajo, en un programa de Radio de Esther Sardans Pont Barcelona-Madrid de Onda Cero donde hablabamos de como impulsar el cambio empresarial, todos necesitamos referentes para cambiar. Casos de éxito, dónde poder concretar el discurso y donde visualizarnos, dónde veamos que las ideas son posibles y veamos además que pueden dar excelentes resultados. El ejemplo con éxito, que permite reflexionar sobre tu realidad es un excelente dinamizador del cambio empresarial.

Siguiendo este criterio esta semana en una ponencia que realice en la Escuela de Negocios EAE  invité a la Dtora. de RRHH de Intercom, Patricia Mir, que nos expuso de una foma que no ofrecía lugar a dudas una brillante exposición de un ejemplo de una empresa con las características de la organización del futuro.

Pero alguien, cuyo nombre no conozco, me hizo una observación, casi siempre que queremos hablar de nuevos modelos organizativos con una elevada innovación hablamos de empresas tecnológicas, por que no hablamos de otros sectores tradicionales… quizás más cercanos a la realidad de muchas empresas. Yo le respondí que estas empresas tecnológicas están más expuestas que otras al cambio empresarial y que muchas de ellas, aunque con tamaños importantes son de nueva creación, han nacido en nuevos entornos y han podido acercarse con más velocidad a los nuevos patrones organizativos. Pero, mientras estaba constestando a la pregunta, creí que la crítica era cierta, la mayoría de las personas que yo personalmente invito y que utilizamos como referencias pertenencen a nuevos sectores económicos o sectores tecnológicos…

Sólo una horas más tarde fui a una asociación de desarrollo y reflexión empresarial que se denomina Agima (para directivas) y aquí el ejemplo no estaba predeterminado y por casaulidad hablamos de la administración pública.

Al finalizar, de nuevo volvi a mantener una conversación sobre ejemplos reales y, Josi Hernansáez,  una de las responsables de Agima, me habló de un ejemplo que ella consideraba realmente innovador y me habló de un área de un hospital, donde se hacía una “especie de guerrilla de la innovación” , unidades organizativas que innovan, a pesar de su organización, debido a personas especiales (con liderazgo) que hacen que esto sea posible.

 

El valor de lo pequeño 

Esto me hizo reflexionar sobre los referentes de éxito. Efectivamente, un ejemplo de la administración pública, de nuestra denostada sanidad, de uno de sus profesionales y de sus hospitales, aparentemente nunca los llevaremos a ninguna conferencia para hablar de innovación organizativa. Pero lo cierto es que Josi tenía razón, en nuestros hospitales existen centenares de ejemplos de unidades realmente innovadoras a nivel mundial, personas que básicamente llevados por su profesionalidad han logrado revolucionar su práctica y lo hacen en su microentorno organizativo que es el que pueden controlar.

Y estos ejemplos de líderes son los que, con independencia de los aspectos macroorganizativos, mueven a las organizaciones y las hacen mejores. Son líderes mucho más frecuentes y seguramente serían mejores referentes, por ser más reales, que las organizaciones que aparecen guiadas por líderes más explosivos y que aparecen como perfectas y diseñadas en los libros de consultores. Ya que son estos líderes anónimos los que básicamente mueven nuestra economía.

El espíritu de la organización del futuro se puede percibir mejor en estos referentes, que nunca irán a las grandes conferencias ni brillarán con demasiado fulgor. Son ejemplos de personas que gracias a su liderazgo son capaces de mover a sus organizaciones en su callado día a día. Ciertamente esto si que son casos de éxito reales y con los que todos nos podemos sentir más identificados, pero que frecuentemente olvidamos. ¡Lástima son la base de la innovación y del éxito de nuestras empresas!.

Post Relacionados:
Los trece comportamientos de las Culturas Innovadoras 
Un observatorio para escuchar el nuevo viento del cambio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: