Yes we can (if we dream)

En mi experiencia como coach he descubierto como muchas personas subestiman su capacidad de cambiar sus competencias, desconocen su potencial de cambio personal. Sin embargo, la Flexibilidad Personal que nos permite incorporar nuevos hábitos y conocimientos es una característica fundamental para cualquier profesional  que quiera tener éxito en el futuro de nuestra sociedad que se caracteriza por la locura del cambio. 

La Flexibilidad Personal (ver competencia IV.3.) es uno de uno de los rasgos que mejor definen a un  emprendedor y a un líder transformador. Pero, en realidad es una característica personal que deben tener todos aquellos que en un futuro simplemente quieran seguir siendo “profesionales”.

Es una característica que esta relacionada con la necesidad de adaptarse y ser proactivos en nuestros entornos laborales donde el conocimiento y lo que hacemos en nuestro día a día cada vez es más caduco, donde los modelos de negocio tienen periodos de vida más corta y, por tanto los profesionales tienen un mayor peligro de sufrir la peor “enfermedad laboral” del futuro: la obsolescencia. 

Pero esta competencia depende de un factor básico que todo profesional debe trabajar y que los coach conocen perfectamente: “la autoeficacia percibida” que tenemos de nosotros mismos.  

Recientemente mi excolega Beatriz G.F. Valderama explica en el articulo “la locura de las multitudes” de Executive Excellence (una excelente revista de Liderazgo) el efecto que Robert R. Merton denominó “profecía autocumplida” según el cuál las personas se comportan de modo tal que tienden a confirmar sus deseos, miedos y temores.  Un efecto que quizás conozcas como “Efecto Pigmalión”.

Es decir serás lo que seas capaz de soñar, lo lejos que puedas llegar depende del alcance de tus deseos o de tus pesadillas, lo que eres capaz de conseguir depende de tus expectativas. Tu futuro esta escrito y lo escribiste tú con tus sueños. La flexibilidad profesional y los retos que alcancemos en nuestro día a día para conseguir el reto de reinvertarnos dependen de nuestra confianza en lo que podemos hacer. 

Debemos a aprender a potenciar nuestra autoeficacia. Para ello puede ser interesante reflexionar sobre los aspectos en los que podemos trabajar y que según Albert Bandura, un prestigioso profesor de la psicología de Stanford y uno de los autores más relevantes en esta materia, estan más relacionados :

  1. Se relaciona la autoeficacia con el pensamiento positivo,
  2. con la capacidad humana para la auto-reflexión (consciencia de si mismo) que te permite evaluar y alterar tu propio pensamiento
  3. con los mecanismos de autorregulación de nuestra conducta (controlar nuestro propio comportamiento)
  4. con los mecanismos que permiten que el error y el fracaso sea un mecanismo de información y aprendizaje, más que de frustración,
  5. y con la capacidad de pensar que eres más dueño de ti mismo, de tener más “autoresponsabilidad”, sobre tus acciones y entorno (Focus de control).

La Flexibilidad Personal necesita Autocontrol perseverante ( CompetenciaIV.2.) , autocontrol, autoconfianza , esfuerzo para conseguir objetivos y cuando estos objetivo son complejos: “Pasión” . En tu proceso de desarrolllo profesional cuando pienses en quien quieres ser, si te apetece ser la mejor versión de ti mismo o simplemente seguir siendo un profesional, recuerda que la mayoría de barreras para tu desarrollo están dentro de ti, y que tu competencia de Flexibilidad Personal depende de tu autoeficacia o de tu Autocontrol perseverante: Yes, you can, if you dream.

4 comentarios to “Yes we can (if we dream)”

  1. Carles Viola Says:

    Sólo un pero: chocan un poco el concepto de “supervivencia” con el de “sueño” y el de “pasión”. El primero se mueve en las necesidades más básicas (seguridad) y los otros dos en las más elevadas (Maslow dixit) ¿cómo se come esto?

    (Para que ya no puedas decir que no has tenido ni una sola respuesta)

  2. Ángeles Rosa Says:

    Siempre es agradable leer mensages positivos, mensages que nos impulsan a seguir mejorando y a desterrar nuestros propios miedos.
    Suena un poco a rollo de libro de autoayuda, pero de vez en cuando, es bueno que alguien nos recuerde que somos dueños de nuestro propio destino.
    Respecto a lo que comenta el Sr. Viola, pienso que no son conceptos encontrados, sino diferentes niveles de la misma pirámide.
    Finalmente añadiré que hoy he recordado que: Yes, I Can. Al menos, hasta que las complicaciones del día a día me hagan a volver a olvidarlo.

  3. Manuel Cerrada Says:

    Estoy de acuerdo con Angeles cuando dice que parece sacado de un texto de autoayuda pero considero muy positivo recordar que somos siempre nosotros los que somos los dueños de nuestro propio destino.
    Hay que luchar siempre por él.
    Dicen: No triunfa quien gana siempre, sino el que nunca se desanima.

  4. Anna González Says:

    El otro día leía un artículo del periódico donde explicaban el caso de un candidato a directivo que llegó tarde a su entrevista de selección. El propietario le preguntó el por qué de su retraso y él acusó al tráfico. El propietario concluyó que no era el directivo que necesitaba, ya que alguien que externaliza las causas de las incidencias, difícilmente tomará las riendas y se hará cargo de la situación para sacar el mejor provecho de ellas.
    Características personales críticas para un directivo como el empuje, el compromiso, la anticipación… tienen que ver con la autoimagen y con cómo “te sueñas”.
    ¿A caso no correlaciona esto con la supervivencia directiva?¿Hay otro modo?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: