El brutal despilfarro de nuestras empresas

Como si se tratase de una fatalidad, involuntariamente, nuestras organizaciones desaprovechan las capacidades y el talento de las personas: sus ideas, su capacidad de mejorar o de obtener mejores resultados…

No hay nada comparable.  Nada es más valioso ni más caro, nada es más estratégico para nuestras empresas, pero nada se despilfarra más.

Todos sabemos que sólo las empresas más inteligentes y adaptativas sobrevivirán y que la clave es el talento y las capacidades de las personas. ¿Tendremos que resignarnos viendo cómo se pierde este talento?

Cuando se busca el antídoto ante tan terrible y generalizado derroche económico aparece la palabra “liderazgo”. Un concepto para la mayoría lejano, poco útil y práctico. Pero, no parece que haya muchas más soluciones… ¿Profundizamos en el tema?

El pequeño “sucio” secreto de la gestión

El que probablemente de forma más rotunda ha señalado este problema de gestión empresarial es Gary Hammel. En su famoso artículo del WSJ Management’s Dirty Little Secret -el pequeño y “sucio” secreto de la gestión- señalaba que la ausencia de capacidad de los directivos para implicar a los empleados provocaba una falta de competitividad empresarial, especialmente en la economía de la creatividad.

La tesis es simple. El éxito en empresas donde el conocimiento es la clave depende de la iniciativa que debe provenir de personas entusiásticas, creativas y comprometidas, donde la pasión y la diversión serían el mejor predictor de la productividad.

Todo esto puede sonar a “palabras bienintencionadas”, pero lo cierto es que desde hace mucho tiempo hay muchos estudios que correlacionan un excelente resultado con el liderazgo y el clima laboral, el más conocido es el publicado en la HBR por Daniel Goleman: The leadership that gets results”.

Muchos piensan que esto es obvio, que no son necesarios estudios para demostrar lo que todos sabemos. Es de sentido común decir que un mal directivo es un indicador de personas que no tendrán sus mejores resultados, el consenso sería muy elevado. Muchos afirman que esto no es un secreto organizativo, es algo que se grita a voces.  Ya, pero ¿qué estamos haciendo?

El drama de la decadencia empresarial

El liderazgo cada vez se define más en los términos que lo hacía Steve Jobs:

La innovación es lo que distingue a un líder de los demás”

El liderazgo se produce cuando los profesionales consiguen involucrar a las personas de su empresa en la innovación, convertir nuevas ideas en resultados y transformar las empresas.

La ausencia de liderazgo ya la conocemos. Consiste en defender el status quo, conseguir los resultados del pasado, la ausencia de implicación de las personas en la difícil tarea de establecer nuevas ideas que generen competitividad desaprovechando el valor que pueden aportar éstas. La ausencia de liderazgo es la falta de innovación, la señal más clara de la decadencia y la muerte empresarial.

Sin embargo, estudios como el Workforce Effectiveness Practice, de Towers Perrin, por citar alguno de los más conocidos, nos demuestran que la práctica empresarial está muy alejada de estos aspectos. La mayoría de los empleados no están comprometidos, no se sienten escuchados, no innovan…. ¿Hay solución?

La miopía de lo tangible

A modo de chiste dicen que un profesor de economía en una clase gritó que de lo que no se podía medir el valor no existía… Y desapareció.

A muchas empresas les sucede algo similar. Para muchos, el liderazgo y otros intangibles empresariales y su aportación al negocio son difíciles de medir y, por lo tanto, no están en la agenda real, la que de verdad importa, está en el discurso de las buenas intenciones. Y cuando observan su decadencia antes de desaparecer miran la cuenta de resultados para encontrar la solución, pero allí no está.

El liderazgo es uno de estos intangibles. Y para obtenerlo sólo hay dos vías: contratar a personas que lo tengan o desarrollarlas (si hay cierto potencial).

Se ha intentado realizar este ejercicio de contabilización del desarrollo del liderazgo, uno de los más conocidos es del Manchester Consulting Group, que intentó demostrar que acciones como por ejemplo el coaching tenían un retorno del  570% de inversión. Pero son cifras que difícilmente serán aceptadas, porque la naturaleza de muchos de sus elementos es difícil de cuantificar.

No hay pensamiento más peligroso para la gestión empresarial que despreciar lo que no podemos contabilizar.

El liderazgo debe estar en la agenda de todas las empresas, aunque no se pueda contabilizar el derroche que produce su ausencia, aunque no sepamos calcular las probabilidades de muerte organizativa o de éxito organizativo que están relacionadas con esta capacidad de liderazgo.

Necesitamos líderes que creen culturas innovadoras, necesitamos líderes que aseguren que las capacidades, inteligencia  y emociones de nuestros colaboradores están alineadas con los resultados, aunque no podamos contabilizar el derroche.

El reto es que la mayoría de los colaboradores de las empresas sientan que el cerebro es un órgano maravilloso, que comienza a trabajar nada más levantarnos y que sorprendentemente puede seguir funcionando una vez se entra en la oficina.

Esta entrada también la puedes encontrar en mi página de Contunegocio
About these ads
Publicado en ROI. 7 Comments »

7 comentarios to “El brutal despilfarro de nuestras empresas”

  1. alejandropena-jenarodiaz Says:

    Y no hay tiempo para dudas. Las empresas que no aprovechen el talento de sus personas y no se alineen con los objetivos de su organzación están perdidos. Son líderes con pies de barro. Gran post! http://basketandtalent.com/2012/05/30/lideres-con-pies-de-barro/

  2. Manu Says:

    Gran entrada, Virginio. Mi experiencia en ese aspecto es desoladora. He sufrido viendo cómo ciertas empresas derrochan energía eléctrica, agua, no aprovechan la solar y…. lo que es más importante, malgastan talento. Trabajadores creativos y que vayan 20 pasos por delante de los demás no abundan y, sin embargo, no están bien cotizados. Entiendo que porque a casi nadie le gusta el cambio, modificar o modificarse, por muy prometedoras que sean las metas alcanzables… Y así hasta llegar a este punto en el que muchas empresas que no entendieron el concepto están cayendo víctimas de su escasa o nula competitividad.

    Lo reitero, Virginio, enhorabuena por su texto.

    Saludos.

  3. fede Says:

    interesante , faltan lideres , es dificil serlo pero se puede. Lo malo es que hay un entramado empresarial que no cree en las cosas intangibles. Y se debria solucionar

    Un saludo

  4. alexvisic Says:

    Extraordinario ¡¡
    se lo estoy dando de leer a mis clientes y resulta muy bien.
    Gracias.

  5. ANGEL AMILLETA (@AngelAmilleta) Says:

    Muy bien planteado el tema! gracias

  6. Juan Valera (@ValeraMariscal) Says:

    Virginio, claro y tajante. La miopia de lo tangible, es una definicón exelente de nuestros directivos incapaces de andar sin amarrarse a la barandilla de la contabilidad de corto plazo. Una demostración de falta de visión que resulta en el uso de formas obsoletas y cerradas que llevan como mucho a triunfos efímeros y caídas verticales. El lider tiene la capacidad de ver esos intangibles que generan innovación y mantienen las organizaciones en el tiempo. Sólo hay que observar aquellas que están en la cima a pesar de las crisis…

    Gracias por la reflexión.

  7. Rafa (@RafaCabreraP) Says:

    He conocido una situación un tanto estresante a nivel profesional por esta clara miopía en el liderazgo… por lo que la cita de Jobs: “La innovación es lo que distingue a un líder de los demás”, es a mi parecer bastante incompleta.
    La situación era de un supuesto líder, el director general de una PYME, que se incorporaba a su puesto frecuentemente con diferentes ideas, a priori innovadoras e interesantes, lo cual, en un principio, sería motivador para cualquier trabajador. Sin embargo, quizás debido a su ímpetu o a su desorden o a su desconocimiento de la organización de su propia empresa, las comunicaba al primer “jefecillo” técnico que se encontraba, o a su preferido del momento. Esto no sería problemático si la organización estuviese dirigida al proyecto, con clara orientación colaborativa entre departamentos. Pero en esta organización el único deseo era “agradar” y “ganarse la medalla”, con lo cual, el encargo del proyecto quedaba reducido al departamento del afortunado interlocutor.
    ¿Cual era el problema? Que cuando el proyecto salía a la luz, después de unos meses de trabajo y casi finalizado, el resto de departamentos sentía cierto desagravio por no haber podido participar, pero esto no era lo peor, era comprobar que dicho proyecto no había tenido en cuenta las áreas de conocimiento de estos otros departamentos que estaban afectados, con lo que podrían tener problemas de comercialización, producción, facturación, mantenimiento, etc. Resultado, tiempo, esfuerzo, inversión tirada o incrementada innecesariamente, pues el proyecto se cancelaba o se retrasaba. Y otro resultado colateral, desmotivación de los trabajadores, tanto los que participaron en el proyecto como los ignorados.
    Por tanto, para ser líder no basta con lo indicado, no es suficiente ser innovador, ser gerente de nuevas ideas o impulsor de proyectos. Un líder en una organización debe ser conocedor de la misma, de la labor de cada departamento y de la importancia de generar equipos interdisciplinares, donde cada miembro puede dar o incrementar nuevas y claras ideas.
    Jobs no triunfó en el mercado de los ordenadores personales durante décadas, Jobs triunfó cuando creó unos productos que no eran el origen de su negocio, el iphone y el ipod, los cuales lo han llevado al liderazgo actual en todas sus líneas, cuando integró productos y áreas (ingeniería y diseño).
    @RafaCabreraP


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 23.205 seguidores

%d personas les gusta esto: