La red social en la empresa en diez pasos

Las organizaciones necesitarán tecnologías 2.0 como herramientas básicas de comunicación siempre que haya unas necesidades de coordinación y colaboración entre personas. Para asegurarte que funcionen te propongo que te plantees diez pasos mediante las siguientes diez preguntas:

1. ¿Qué objetivos quiero conseguir, que cambios quiero provocar?

No es lo mismo mejorar la coordinación en las tareas de una tienda por turnos, que cohesionar el grupo de centenares de directivos en los quince países donde opera una multinacional. No es lo mismo la búsqueda de mejora de unos procesos que será una tarea puntual, que un proceso de cambio cultural que puede durar años. Los objetivos del proceso de cambio o del proceso de innovación son los determinan a que comunidad debes dirigirte las que guían el diseño de la red social y las herramientas que elegirás. La medición de esos objetivos como el cualquier proceso de cambio la base del éxito. En muchos casos habrá entre los objetivos de negocio, objetivos de participación. En este caso necesitaras medidas especiales tipo ARS (de Análisis de Redes Sociales).

2. ¿Qué comunidad hay en mi organización que me permite la consecución del objetivo?

Una red social lleva asociado el concepto de comunidad que implica las personas que conjuntamente pueden asegurar la consecución de ese objetivo común. La comunidad puede ser toda la organización o una parte de ella, puede coincidir con un área organizativa o con un tipo de responsabilidad organizativa (comunidad directiva), pero la mayoría no tiene los límites que del organigrama. La comunidad es la nueva unidad organizacional con la que trabajarás, definir su perímetro, una de las claves del éxito.

3. ¿Cómo se van a organizar estas comunidades?

Una comunidad la definen unos líderes (no unos directivos), el liderazgo es distribuido, pero preveer los principales líderes/inflouenciadores de la comunidad es clave. El éxito de una comunidad a veces es su organización, a veces es la ausencia de organización. Pero la mayoría de las comunidades empresariales necesitan unas reglas y unos roles (para lo líderes), y pensar como la organización jerarquico-funcional se relaciona con la comunidad. Definir bien los roles, las reglas y en algunos casos ciertas tareas básicas suelen ser el éxito del funcionamiento de la Comunidad.

4. ¿Necesito herramientas de microbloging tipo Twitter o Facebook?

Si, si la Comunidad necesita un diálogo fluido y no ordenado entre personas. La inteligencia colectiva, la innovación, el cambio cultural empieza en el diálogo, en establecer nuevos tipos de comunicación horizontal. Si es así  entonces necesitas sistemas de microbloging. Si sólo necesitas este tipo de herramientas puedes elegir entre numerosas herramientas como Yammer, Microcorp, Ning,…

5. ¿Necesito comunicar y gestionar contenidos de forma fácil y usable?

Para gestionar el conocimiento e ideas a veces se necesitan “Contendedores” de diferentes contenidos: videos, textos, presentaciones, powerpoint,.. Si las fuentes son pocas te bastará con CMS (sistemas de Gestión de Contenidos) de empresa, una especie de intranets fáciles de configurar (Joomla, WordPress o Drupal). Pero si quieres que cada persona pueda tener su propio “gestor de contenidos” deberás ir a sistemas como Ning, gestores de comunidades que permiten que cada usuario tenga sus propios Blogs o CMS.

6. ¿Necesito que la colaboración se produzca sobre una base de gestión documental?

Muchas veces la colaboración y la plasmación de ideas se produce con la base la creación de documentos que comparten muchas personas. Si la colaboración se produce en base a documentos de trabajo de forma sencilla se pueden utilizar herramientas tipo Googledocs, Eyeos, Dropbox o el más sofisticado Zyncro. Si los sistemas requieren procedimientos más complejos nos deberíamos ir a sistemas como Sharepoint o TeamBox que podrían dar soporte a Oficinas de Cambio complejas.

7. ¿Quién debe impulsar las redes sociales se funcionen?

Al igual que cualquier otra iniciativa de cambio que requiera cambios culturales requiere de un liderazgo de la organización. Se hace muy difícil pensar en herramientas eficaces para los propósitos organizativos pero que no sean respaldadas por la organización y sus directivos. Y por mucho que el liderazgo sea distribuido, en los momentos actuales donde la filosofía de compartir (2.0.) no es compartida generacionalmente por la mayoría de las personas, se necesita del soporte de los directivos. El soporte de la dirección en la mayoría de las organizaciones será clave del éxito, pero un soporte activo mediante sistemas de reconocimiento y recompensa y de soporte explícito a las iniciativas de la Comunidad en las redes.

8. ¿Cómo puedo impulsar la participación en las redes sociales?

Mediante técnicas específicas de dinamización y otras técnicas más generales como la sensibilización mediante talleres de formación de habilidades y herramientas. La comunicación empresarial deviene insuficiente, se necesita una comunicación e implicación presencial. La formación puede ser un primer paso, pero insuficiente, la desvirtualización de la actividad de la red y la creación de espacios físicos y reales donde se siga el debate (si esto es posible) mediante de “teambuilding” pueden ayudar. Las técnicas de dinamización se deben concentrar en lo que se denomina líderes de soporte: las personas que preveemos que sean el núcleo duro de la comunidad (los líderes o los influyentes).

9. ¿Qué se puede hacer para asegurar la máxima implicación en las redes sociales?

Las empresas conocen desde hace años muchas técnicas para que determinados sistemas de gestión se utilicen y esto es altamente tradicional. Se necesita alinear los sistemas de reconocimiento y recompensa con la utilización de las redes sociales: promoción Retribución variable/fija, carrera profesional,… No hay novedades sólo se deben utilizar los sistemas de gestión tradicionales: comunicación interna, sistemas de objetivos,…

10.  ¿Cómo conseguir la principal base del éxito: una cultura de compartir?

La desconfianza, la falta de compromiso, los silos organizacionales no se tornan en “generosidad organizativa” por el hecho de crear una red social de tipo tecnológico. Las recompensas y las promociones no acaban de comprar la voluntad aunque a veces lo parezca. La cultura innovadora y el compromiso no se compra: se gana. Se gana por líderes y proyectos capaces de generar las emociones organizacionales positivas que son el ingrediente especial que hace que el sistema funcione a plena marcha. Las comunidades se definen por sus líderes, por ello es interesante que estos coincidan con los directivos de las organizaciones o que al menos no haya interferencias negativas, sino las posibilidades de éxito del sistema pueden disminuir.

About these ads
Publicado en R.H.2.0.. 2 Comments »

2 comentarios to “La red social en la empresa en diez pasos”

  1. Iluminada Aparicio Says:

    Es muy interesante la información, me gustaría saber si hay experiencias de buenas prácticas en la implantación de las redes sociales como instrumentos de gestión de equipos.

  2. Imaginando RRHH como el “hacker” del cerebro global « SUPERVIVENCIA DIRECTIVA |sólo el cambio permanece Says:

    [...] de la revolución RRHH 2.0. La innovación es destruir memes peligrosos: es reinventarse La red social en la empresa en diez pasos La comunidad: la nueva forma organizativa que define al líder Herramientas 2.0., Organizaciones [...]


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 24.803 seguidores

%d personas les gusta esto: