Cultura Innovadora: la ventaja competitiva definitiva

Miras a tu alrededor y ves que todo cambia, por ello, es obligatorio que te plantees si está tu empresa preparada para el cambio que se avecina; ya que cómo decía Marcel Proust “la clave del éxito es estar preparados para esperar lo inesperado”.

Desde el Management y la gestión de empresas siempre oirás nuevas teorías que quieren ayudar a que tu empresa tenga ventajas sobre sus rivales. Por tanto, ahora verás muy frecuentemente hablar de las “organizaciones” creativas o innovadoras como aquellas que tienen más posibilidades de alcanzar la excelencia o simplemente sobrevivir, ya que son las que estánmás preparadas para afrontar lo inesperado.

Esta idea goza de aceptación universal. Pero, lo cierto es que crear  una “Cultura Innovadora” supone un cambio empresarial de los más complejos a los que una empresa se puede enfrentar. Lo que sucede, es que en la realidad es que pocas organizaciones logran traducir la teoría en la práctica.

El objetivo sería aparentemente simple que el máximo número de  ideas que hay en las organizaciones puedan sugir y traducirse en resultados concretos y productivos,  en innovaciones. Ya que los que sucede es que es posible tener personas muy creativas en una empresa, pero sin el entorno adecuado, Cultura Innovadora, no se aprovecha todo su potencial. Y se produce despilfarro.

¿Que son las Culturas Innovadoras?

Muchas empresas ya saben que para afrontar mejor la situación de crisis y, en general, el futuro que nos espera, se necesita otro tipo de cambio.

Se necesita situar la estrategia de su organización en enfrontar el cambio de forma sistemática, en crear Culturas Innovadoras. La clave es crear una Cultura Organizativa que permita rapidez en incorporar ideas de forma inmediata en productos, mejora de procesos, ventajas para clientes y flexibilidad, que permita desde la realización de pequeños ajustes a hasta la incorporación de nuevos modelos de negocio. Pero, cómo concretar este mensaje que no es nuevo, pero cada día que pasa es más relevante.

¿Qué comportamientos o valores organizativos (Cultura) son los que permiten crear este Clima Innovador?

Una guía puede ser el modelo de los cuatro factores adaptativos donde se proponen conductas que hacen que una empresa tenga Cultura Innovadora.

Desde esta perspectiva los nuevos valores y comportamientos organizativos, eso que se denomina culturas innovadoras, se caracterizan por cuatro factores: valorizar las personas -su desarrollo, el equipo como marco de colaboración, la implicación en el proyecto- tanto como los resultados -claridad en objetivos y comunicación, reconocimiento y exigencia- y asegurar la adaptación al exterior – proactividad estratégica, relación con otras empresas, y observación constante del mercado y de nuestro clientes- y adaptación interna que incluye empowerment, autonomía y dar la iniciativa a los trabajadores en organizaciones más planas, menos jerarquizadas.

Una nueva forma de entender la gestión de personas

Parafraseando a Darwin los que sobrevivirán no serán los más fuertes, ni siquiera los más inteligentes, si no aquellos que mejor se adaptan al cambio. La competitividad empresarial dependerá cada vez más de la capacidad innovadora de las empresas, por ello podemos afirmar que es la ventaja competitiva más determinante de todas. Si intentas hacer el difícil ejercicio que nos permite intentar escuchar la voz del futuro podrás adivinar que el principal reto al que deberás hacer frente es la innovación, pero sobre todo la Innovación en la gestión, y especialmente, en la gestión de personas.

La conclusión que obtendrás es que sólo organizaciones con personas creativas e innovadoras serán innovadoras y que la mayoría de las empresas necesitarán está innovación de forma distribuida en toda la organización. Por ello, la innovación requiere determinadas emociones organizativas que permitan que esta se haga una realidad para cada persona: colaboración, apertura al cambio, pasión por la mejora,…

Las empresas necesitarán gestionar el alma de las personas, su pasión, su intuición, no sólo su conocimiento o su esfuerzo, y quizás no lo harán por convicción, quizás será por obligación, porque habrán descubierto que las personas no son la parte más importante de la empresa, lo son todo.

Por ello, al igual que hay una evolución de las ventajas competitivas de las empresas, hay también una evolución del rol directivo: su misión principal es gestionar la cultura de sus organizaciones en un entorno de cambio.

Estos nuevos directivos, los líderes transformadores, son maestros en el arte de gestionar las emociones organizativas. Son los que saben obtener resultados en la Era de la Innovación. Son los que saben que la nueva ventaja competitiva consiste en crear Culturas Innovadoras gestionando el alma de las personas por que si no desaparecerán. ¿o quizás piensas que el mensaje es exagerado?

About these ads

7 comentarios to “Cultura Innovadora: la ventaja competitiva definitiva”

  1. Ianina Says:

    Totalmente de acuerdo, las personas serán la fuente de ventaja competitiva del futuro, y porque también no decir de hoy?
    En el presente muchas empresas ya lo entendieron y asimilaron, creo que un buen camino es observarlas y aprender de sus errores.
    Saludos

  2. Cultura Innovadora: la ventaja competitiva definitiva | alejandro negrin Says:

    [...] Tomado del blog de Virgilio Gallardo Yebra [...]

  3. José Luis del Campo Villares Says:

    Buenas amigo.

    Aunque estoy de acuerdo contigo, creo que en este pais se está dando un doble proceso (que me acab de dar una idea para un post :-) ) en el que las organizaciones odian el cambio y la innovación aún más que antes.

    Se dividen entre las que la innocvacion es necesaria y las que han vuelto al pasado.

    Complicada situación tenemos :-)

    Un abrazo

  4. César B. Says:

    Añadiría que la innovación se ha de convertir en una realidad y las organizaciones deben ser lo suficientemente flexibles para implementarla. . La innovación no es rentable si no se realiza en la escala justa y en el momento preciso. Ejemplo: Apple puede asumir que su capacidad productiva quede hasta saturada de iPads, pero no puede dejar margen para que otros competidores inunden el mercado con productos similares con un volumen de mercado similar. La innovación tímida y fuera de plazo no funciona. Creo que nuestro país puede ser un gran innovador pero además hace falta capacidad económica para implementarla y copar el mercado. @floc_cat

  5. cultura innovadora o como sobrevivir en un entorno agresivo Says:

    [...] menudo hablamos de la cultura innovadora como un concepto deseable a incorporar en las empresas como antecedente de la innovación. Sin [...]

  6. Cultura innovadora | Formación y Comunicación Says:

    […] Virginio Gallardo el reto está […]


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 25.901 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: