El final de la crisis comienza por la Innovación

En este final de año se diría que todas las empresas se preparan para una profunda recesión en el 2009, las empresas más ágiles en actuar ya han tomado medidas rápidas para ajustar los costes a unos ingresos menores de los previstos y las que no lo han hecho se lo comenzarán a plantear. Pero la pregunta que está en el aire es ¿Después de tomar medidas de choque cómo se sale de una crisis?

Las empresas innovadoras son aquellas que se caracterizan por actuar rápidamente ante los cambios del entorno, son empresas con Culturas adaptativas. Y ahora más que nunca se necesitan empresas con Culturas y comportamientos innovadores.

La adaptación a un cambio brusco del entorno exige que algunos comportamientos empresariales deberán cambiar con rapidez, y serán diferentes para cada sector y cada empresa. Quizás sea reducción de costes, disminución de costes de calidad, cambios en la gama de productos para activar la demanda, abandonar inversiones cuyo retorno de inversión ahora ya no es tan prometedor, intentar buscar nuevos ingresos en nuevas áreas, etc. Algunos de estos proyectos empresariales de cambio serán complejos  y muy difíciles de ejecutar y para su éxito necesitaríamos el máximo soporte y energía de las personas de nuestra organización.

Efectivamente, la Innovación empresarial siempre requiere de la máxima energía de las personas antes, durante y después de la Crisis. Y ahora es un momento de máxima innovación, un momento de cambios en nuestros comportamientos organizativos. Por esto la pregunta que realmente nos deberíamos estar haciendo es ¿Estamos creando el entorno que permite una Cultura Innovadora? Por que está será probablemente la pregunta que nos permita salir con éxito de la crisis.

Las herramientas que permiten el desarrollo de Culturas Innovadoras son comunicar las medidas que tomamos (populares o no), crear un entorno de razonable confianza en los proyectos de futuro, apostar por clarificar el rol y los objetivos de las personas en el nuevo tipo de entorno, asegurar que hay verdaderos equipos de cambio con climas sinérgicos, ver las nuevas necesidades del cliente y del entorno, adaptar nuestra organización internamente a los nuevos requerimientos, etc.

Las características de las Culturas de las empresas Innovadoras son los mismos tanto haya crisis cómo si no la hay. Y efectivamente, lo excepcional de la situación actual es el tipo, profundidad y frecuencia de cambios que habrá que hacer, pero no hay excepcionalidad en cómo se movilizan las personas y cómo se gestiona el cambio haya crisis o no. Quizás la única diferencia es que si gestionamos bien la situación, las personas de nuestra organización percibirán la necesidad de cambio con mayor facilidad.

La crisis no ha cambiado las herramientas de gestión de personas ni de las que permiten el cambio cultural, cómo tampoco ha cambiado nuestra necesidad de re-invención y de innovación, simplemente la ha acelerado.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 25.901 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: